24 Domingo después de Pentecostés

 

Escrita por Norberto Rasch desde una mirada inclusiva

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

“Pues él quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad. Porque no hay más que un Dios y no hay más que un hombre que pueda llevar a todos los hombres a la unión con Dios: Jesucristo. Porque Jesucristo se entregó a la muerte para pagar por la salvación de todos… (1° Timoteo 2,4-6)

Oficiante:             ¡Vengan y adoremos al Señor…!

Respuesta:

Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

Opción 2: (ver en):           Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Señor te agradecemos que podamos comenzar este culto pidiéndote perdón por nuestros pecados y trasgresiones. Venimos de una semana de trabajo y de trajín, y estuvimos tan preocupados por nosotros mismos y nuestros problemas que te hemos perdido de vista, pero no solo a ti sino a nuestro prójimo alrededor nuestro.

Somos co-responsables de que estos tiempos sean épocas de desamor y de desentendimiento, de falta de comprensión y de comunicación. Somos también responsables de la falta de paciencia y alegría.

Señor conocemos nuestras flaquezas y debilidades, es por ello que necesitamos de tu gracia y de tu cercanía. Recíbenos cuando te pedimos:

O:               ¡Señor, ten piedad…!

R:

Opción 1 (lit.  antigua):   Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de  nosotros.

                          Dios ten piedad de nosotros

Opción 2 (ver en):         Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN

Jesús responde a nuestra súplica:

“Yo soy la vid y ustedes son el fruto, el que permanece unido a mí y yo unido a él dará mucho fruto, porque sin mi ustedes no pueden hacer nada”. (Juan 15,5)

O:              Gloria a Dios en las alturas...

R:

Opción 1 (lit.  antigua): Y en la tierra paz para los hombres de buena voluntad. Amén. Amén. Amén.

Opción 2 (ver en):       Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444)

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.

R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Te pedimos Dios, que más allá de nuestra situación o nuestro merecimiento estés con cada uno de nosotros. Con Tu Evangelio, lleno de alegría y poder renovador, saca de nuestras vidas aquello que nos perturba y oscurece. Si ahora celebramos este culto de adoración quiebra nuestra caparazón de la rutina, de las respuestas y las interpretaciones ya aprendidas para cada situación.

Este culto pretende ser desde nosotros una pregunta de cómo encarar en forma distinta nuestra vida. Te pedimos que nos ayudes con respuestas y nos bendigas con fuerzas para transitar tus caminos.

Amén

LECTURAS BÍBLICAS

 

Salmo 133

Jueces 4, 1 – 7

1 Tesaloniscenses 5, 1 – 11

Mateo 25, 14 – 30

R:

Opción 1 (lit.  antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!

Opción 2 (ver en):     Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓn

Señor en forma comunitaria hemos orado, cantado, leído tu Palabra. Esto sin duda nos ha acercado un poco más entre nosotros y a ti. Ha fortalecido nuestra fe. Horas como estas, Señor, realmente son una necesidad imperiosa.

Te agradecemos por aquellas palabras que hemos sentido como dichas en forma especial para nosotros: que nos amas, que nos perdonas, que nos aceptas una vez más…

Pero sabemos que eso también fue dicho a los demás, también a los que aquí o en otro lado no me caen tan simpáticos. Permíteme verlos como tú los ves y tenderles la mano como tú lo haces.

A esas personas pertenecen muchas de aquellas que vienen de otros países, indocumentados, en busca de mejores horizontes, los que vienen del interior o que viven en barrios de emergencia, aquellos que en su desesperación usurpan una casa o un terreno, aquellos todos a los que no deseamos mirar a los ojos porque sabemos que les debemos nuestra ayuda y nuestro amor.

También a ellos los amas, por ello danos

  • los ojos para ver y
  • el corazón para sentir y
  • en nuestras manos y pies la decisión y voluntad, para ir al encuentro del diferente.

Concede a esta comunidad una mayor conciencia de sus pecados, de los grandes y de los pequeños. Despierta el rechazo por las injusticias, tristeza por el alejamiento de Dios y una nueva dedicación a ti.

Te pedimos que protejas a todos los que viajan por rutas, por mar y por aire y que despiertes la conciencia de los conductores. Bendice a todos los que hoy deben trabajar en servicio del prójimo.

Queremos interceder por todos aquellos que en nuestra comunidad están enfermos… Por todos los desamparados……..Por aquellos que no tienen trabajo……..Quizás hasta nos puedas mostrar un camino para llevar alivio, con tu palabra o con nuestras manos.

A nosotros Señor protégenos en nuestro camino de regreso a casa. Bendícenos con un domingo alegre con nuestros seres queridos y por una semana de trabajo en la que tú nos acompañes.

PADRENUESTRO

Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno