CAREF expresa su rechazo a la creación de un centro de retención de inmigrantes en Argentina

 

CAREF Centro retención
El anuncio de la creación del centro de retenciones “para personas infractoras a la Ley 25.871” fue realizado por la Dirección Nacional de Migraciones en su portal de Internet, constituyéndose, en términos más sencillos y claros, en un centro de detención para migrantes en condición irregular. Foto ilustrativa

BUENOS AIRES / Argentina (LWI) – La Comisión Argentina para los Refugiados y Migrantes (CAREF) rechazó la creación de un centro para retención de inmigrantes que llegan al país en busca que ayuda.

A través de una comunicación, CAREF lanzó una fuerte crítica a la decisión del Gobierno Argentino de instalar un centro de retención para inmigrantes, a través del cual la Dirección de Migraciones de Argentina podrá detener a las personas que hayan cometido “infracciones a la Ley de Migraciones vinculadas con el ingreso ilegal al territorio o dictámenes judiciales, previo a su expulsión del territorio”, tal como reza la normativa del Estado Argentino del 19 de agosto, constituyéndose de ese modo, en un centro de detención para migrantes en condición irregular.

El Organismo Ecuménico expresó su desacuerdo y preocupación por la normativa por considerar que de ese modo se considera a la migración como un delito, se limita la libertad de circulación y además porque este tipo de centros han demostrado ser ineficaces y sólo han contribuido a las violaciones de los Derechos Humanos. Por otra parte, tal como también indica el comunicado público, “la detención como instrumento de gestión migratoria es una herramienta simbólica y política que impulsa la identificación del migrante con el delito y la inseguridad, representando de este modo un riesgo en términos de incremento de la xenofobia y la violencia hacia las personas migrantes”.

CAREF señaló todavía que, con la instalación del centro de retención, el Estado Argentino deja de cumplir con sus compromisos internacionales e incluso con lo que se determina en su propia ley de migraciones: “La irregularidad migratoria sólo es una situación administrativa por la que el Estado no debe ejercer persecución y privación de libertad, sino facilitar la regularización de la situación migratoria, partiendo de los estándares de derechos humanos nacionales e internacionales vigentes afirmamos que la libertad debe ser la regla”, finalizó.

El anuncio de la creación del centro de retenciones “para personas infractoras a la Ley 25.871” fue realizado por la Dirección Nacional de Migraciones en su portal de Internet, constituyéndose, en términos más sencillos y claros, en un centro de detención para migrantes en condición irregular. Cabe señalar que con la Ley 25.871, sancionada en 2003, la Argentina se había posicionado a la vanguardia de las políticas migratorias en el mundo, con una visión integral y bajo el paradigma de los derechos humanos, cuestión destacada por distintas agencias de Naciones Unidas en reiteradas oportunidades.

Fuente: Red de Comunicaciones – LAC (FLM)