Comunión Eclesial

Declaración de Comunión Eclesial entre las congregaciones independientes identificadas con el nombre de Iglesia Evangélica Luterana en el Perú:

la Congregación Evangélica Luterana de habla alemana, la Congregación Evangélica Luterana “Cristo Rey”, la Congregación Evangélica Luterana “Cristo Salvador”, la Congregación Luterana “Vida Nueva”, todas ellas de la ciudad de Lima, y la Congregación Luterana de Trujillo, de la ciudad de Trujillo, Perú, así como la Iglesia Evangélica del Río de la Plata, de la ciudad de Buenos Aires de Argentina.

Las congregaciones independientes identificadas con el nombre de la Iglesia Evangélica Luterana en el Perú arriba insertas y la Iglesia Evangélica del Río de la Plata de común acuerdo ratificado por sus respectivos Cuerpos Directivos

Declaran solemnemente la Comunión Eclesial entre ellas.

Esta comunión eclesial significa el reconocimiento mutuo del Ministerio Ordenado bajo los regímenes eclesiásticos de ordenación pastoral establecidos por la Iglesia Evangélica en Alemanaza por intermedio de sus Iglesias afiliadas y de la Iglesia Evangelica del Rio de la Plata, de los Sacramentos y de la Membresía en virtud de compartir mutua y solidariamente su común fe cristiana en el marco de la tradición evangélica surgida de la Reforma protestante del siglo XVI.

Son antecedentes de este acuerdo las comunes relaciones ecuménicas ya sean contractuales, de membresía o simplemente fraternales que las asignatarias sostienen por su origen con la Iglesia Evangélica en Alemania, con la Federación Luterana Mundial y con las demás iglesias hermanas evangélicas luteranas del Continente Americano como así también la larga trayectoria de mutua colaboración en diversos campos de su quehacer. Este acuerdo es un testimonio de la unidad alcanzada y mutuamente reconocida, así como del compromiso de continuar profundizando el diálogo, la acción ecuménica y la mutua colaboración y asistencia en obediencia del mandato del Señor de la una, santa y universal Iglesia, Jesucristo, en el sentido que “todos sean uno” (Juan 17,21).

Sobre la base de este acuerdo fundamental, las iglesias signatarias podrán desarrollar tareas conjuntas y establecer acuerdos puntuales sobre distintos aspectos de su gestión eclesial respetando las particularidades de su organización jurídica en los países de sus respectivas sedes y las modalidades de sus reglamentaciones internas, pero que no son impedimento para una marcha conjunta en la esperanza del cumplimiento del Reino de Dios. Forma parte integrante de este documento, la carta de fecha 22 de mayo de 1998 de la Iglesia Evangélica del Río de a Plata, firmada por su Secretario Ejecutivo, Sr. Pastor Federico H. Schäfer, dirigida a la Congregación Evangélica Luterana “Cristo Rey” e Iglesia Evangélica Luterana en el Perú, bajo el título “Declaración de Comunión Eclesial”. “Al único y sabio Dios, sea la gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.” (Romanos 16,27).

Firmado en la ciudad de Lima, a los treintiun días del mes de octubre del año mil novecientos noventa y ocho.

Por las Congregaciones independientes de la Iglesia Evangélica Luterana en el Perú:
Rudolf M., Wüst – Presidente
Wolf Dieter Krefft – Secretario

Congregación Evangélica Luterana “Cristo Rey”:
Sra. Sylke de Llanos – Presidenta

Congregación Evangélica Luterana “Cristo Salvador”:
Sr. José Chong – Presidente

Congregación Luterana “Vida Nueva”:
Sra. Socorro de Castillo – Presidenta

Congregación Luterana de Trujillo:
Sr. Jorge Aguilar – Presidente

Iglesia Evangélica del Río de la Plata:
Osvaldo Beuter
Rodolfo R. Reinich – Pastor