Cuarto Domingo de Cuaresma (Letare)

 

Escrita por Norberto Rasch

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

“Eso es muy cierto, y todos deben creerlo: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”. (1° Timoteo, 1, 15)

Oficiante: ¡Vengan y adoremos al Señor…!

Respuesta:

Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al  principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos.  Amén.

Opción 2: (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Señor Jesús, en silencio queremos traer ante ti lo que no nos animamos a contar a nadie:…….

En estos días tampoco hemos logrado hacer todo lo que nos propusimos para acercarnos al prójimo, pero siempre se lo hemos exigido al otro. Cuanto menos logramos nosotros más exigimos a los demás. Siempre quisimos que nos acepten, pero no estuvimos dispuestos a aceptar.

Todo esto nos avergüenza, es por eso que acudimos a ti.

O:                  ¡Señor, ten piedad…!

R:

Opción 1 (lit.  antigua):       Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de nosotros.                            

                              Dios ten piedad de nosotros.

Opción 2 (ver en):                 Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN

“Dios nuestro Salvador mostró su bondad y su amor por la humanidad, nos salvó no porque nosotros hubiéramos hecho nada bueno. Por medio del lavamiento nos ha hecho nacer de nuevo, por medio del Espíritu Santo nos ha dado nueva vida, y por medio de nuestro Salvador Jesucristo nos ha dado el Espíritu Santo en abundancia, para que habiéndonos librado de la culpa por su bondad, recibamos la vida eterna que esperamos”.  (Tito 3, 5-7)

O:                  Gloria a Dios en las alturas...

R:

Opción 1 (lit.  antigua):       Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.

                              Amén. Amén. Amén.

Opción 2 (ver en):           Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.

R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Permite Señor que en esta hora reconozcamos una vez más lo que significa realmente tu Palabra para nosotros. Siempre es una ayuda concreta, una invitación al trabajo por tu Reino.

El ejemplo lo has dado viniendo al mundo para servir. Al pretender ser tus seguidores debemos continuar esa actitud de servicio. Concédenos tu Bendición y tu Palabra para poder hacerlo.

Amén

LECTURAS BÍBLICAS

Salmo23

1ª Samuel 16,1-13

Efesios 5,8-14

Juan 9,1-41

R:

Opción 1 (lit.  antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!

 Opción 2 (ver en):     Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

Señor no permitas que pensemos que el culto finaliza cuando nos retiremos de esta reunión. Más bien permite que tomemos conciencia de que el mismo continúa en la vida diaria, allí donde estudiamos o trabajamos, en nuestra casa y nuestro vecindario. Permite que reconozcamos que el mismo se continúa en cada buen gesto, en cada buena obra que realizamos.

Tu eres Señor por ello te pedimos que a cada uno le des una tarea especial para con otra persona.

Porque tú eres Señor no permitas que queramos gobernarnos los unos a los otros, sino enséñanos a respetarnos, aceptarnos y ayudarnos.

Porque tú eres Señor no permitas que cerremos nuestros ojos a los dones con que nos has bendecido. Permite que los podamos poner de la mejor manera a tu servicio.

Porque tú eres Señor ayúdanos a dar testimonio a nuestros niños y jóvenes. Que nuestros actos sean testimonio de tu presencia.

Te pedimos por tu Espíritu para poder vivir según tu mandato en nuestras parejas, para que seas el hilo conductor de todas las decisiones y partícipe en toda acción. Bendice y fortifica a padres para educar correctamente a sus hijos y que no duden en enseñar tu camino.

Tu eres Señor por ello te pedimos que tu palabra nos provoque y convoque al trabajo por tu reino que comienza a hacerse presente en el prójimo.

Donde tenemos responsabilidades, danos sabiduría de escuchar la opinión de los demás y no pretender tener siempre la razón. Permite que tomemos conciencia de que estamos al servicio de los demás y no al revés.

Influye en la conciencia de todos los que ostentan poder para que no se olviden de tu voluntad. Influye también en la conciencia ética de los científicos, especialmente los dedicados a la genética para que reconozcan los límites entre la investigación que lleva a la vida y la que lleva a la degradación.

Muéstranos a nosotros los caminos para llevar aliento a los afligidos, esperanza a los enfermos y ayuda a quienes la necesitan.

Cuanto queda en nuestro corazón en agradecimientos y peticiones lo traemos ante ti con la Oración que nos enseñaras…

PADRENUESTRO

Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno