El Foro como el espacio de las Congregaciones

 

El Foro de Pastores y Presidentes Distrtitales de la IERP en su reunión de mayo de 2018 en la sede de la Oficina Sinodal. Foto: Susana Cid

 

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – “El Foro es el espacio de las congregaciones” fue la frase a través de la cual el Foro de Pastores y Presidentes Distritales de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) visualiza su función y su tarea ante la Iglesia y la Junta Directiva. El equipo de trabajo, que está integrado por las autoridades de los siete distritos de la IERP, funciona como una mesa de asesoramiento de la Iglesia en su conjunto. La cercanía a las congregaciones y el rol que no implica la obligación de resolver temas urgentes, le otorga la posibilidad de ser un grupo de reflexión, así como la oportunidad de traer al debate las cosas que surgen de la realidad más cotidiana de las comunidades, lo que permite ayudar a proyectar la vida de la iglesia hacia el futuro. Los días 29 y 30 de mayo mantuvieron su última reunión, que fue evaluada por uno de los participantes como un “encuentro muy bueno y muy distendido, con un muy buen clima de trabajo en el que compartimos muchas preocupaciones en común”. Además, los referentes distritales mantuvieron el habitual encuentro con la Junta Directiva de la Iglesia, en la que pudieron expresarle inquietudes y se desarrolló, como es habitual, un diálogo muy ameno.

Más allá de la asesoría a la Junta Directiva, el Foro de Pastores y Presidentes Distritales “asume la tarea de desafiar a la Iglesia, presentando aquellas cosas que a veces se pierden por distancia y otras veces por urgencia”, señaló el Pastor Peter Rochón, Pastor Distrital del Distrito Metropolitano y actual Presidente del espacio, que indicó por otra parte que “mientras que la Junta Directiva tiene la necesidad de atender lo que es urgente, el foro tiene la capacidad de traer la agenda de los distritos en forma directa”, siendo a su juicio, su valor agregado. Otro elemento importante que se destaca es que la mesa tiene mucha presencia en los distritos, ya que cuenta con los representantes de todas las regiones,. Esta cercanía es la que permite algunas veces afrontar algunas cuestiones inmediatas, que suceden en las comunidades y que a veces, por la dinámica propia de la IERP, no llegan a la Junta Directiva y por lo tanto ella no tiene la capacidad de resolverlo.

Una de las preocupaciones que está presente en el foro y que se manifiesta en todos los Distritos es la de poder encontrar un proyecto amplio que congregue a la IERP como Iglesia, así como poder encontrar algunos desafíos para los próximos años, para que cada una de las coyunturas se puedan resolver en el marco de esa planificación. En este momento, casi todos los distritos están abocados a trabajar el tema de la visión de iglesia y “eso nos anima, porque no se hace desde la desesperanza, sino desde el entusiasmo”, dijo al respecto el Pastor Distrital del Distito Sur, Pastor Leonardo Schindler, quien comentó además que en este último encuentro, “ese mismo entusiasmo le hemos compartido a la Junta Directiva, para que sepa que el Foro de Pastores y Presidentes distritales está trabajando y siempre queriendo colaborar y ofrecerse para el apoyo que sea necesario… creo que cuantos más grupos estemos trabajando y queriendo compartir los talentos y los dones que tenemos, será mejor”.

Por otra parte, Schindler coincidió con Rochón sobre la función de ese equipo interdistrital , sintetizando que “el foro es un espacio muy interesante, porque se trabaja en un buen clima, sin la presión institucional de tener que resolver en lo inmediato cuestiones propias de la vida de la iglesia. Podemos darnos el tiempo para pensar, para proyectar y ese es el aporte que le queremos a la iglesia toda, el ser un espacio de reflexión a partir de las realidades de nuestras congregaciones, que proyecte la vida de la iglesia en el futuro”, dijo y a su vez reconoció que “todavía nos faltan algunos actores en ese espacio, sería muy interesante poder tener la presencia de los jóvenes, presencia de las mujeres, que son sectores muy dinámicos de nuestra iglesia, con los que también hay que poder conversar y pensar juntos una proyección de la visión de nuestra iglesia en los próximos años“cuántas más voluntades y más voces, más diverso sea, podremos encaminar entre todos un proyecto común va a ser sumamente importante”, finalizó.