El Papa Francisco visitó el CMI y recibió de regalo una cruz tallada por una persona con discapacidad

 

El Papa en su visita al CMI por el cumplimiento de sus 70 años. El líder de la Iglesia Católica recibió una cruz tallada por el artista keniano Karim Okiki. Foto: Peter Williams (CMI)

GINEBRA / Suiza | IERPcomunica – El Papa Francisco visitó este jueves 21 de junio a Bossey para reunirse con el liderazgo del Consejo Mundial de Iglesias y para conocer a los estudiantes del Instituto Ecuménico Bossey. El Instituto Ecuménico de bossey fue fundado después de la segunda guerra mundial para promover el diálogo y el encuentro entre los miembros de las diferentes iglesias cristianas. La visita se dio en el marco de la celebración de los 70 años del CMI. El Papa Francisco recibió como regalo del CMI una cruz de madera tallada por el keniano Karim Okiki, un artista que desde muy joven perdió su capacidad de oír y de hablar.

Quisiera que esta cruz le hablase al papa Francisco y a las iglesias de todo el mundo de la necesidad de incluir a las personas con discapacidad, especialmente a las personas sordas y con dificultades de audición, como parte de la iglesia hoy”, afirmó Karim Okiki y añadió que “ser persona con discapacidad forma parte de la diversidad de Dios en la Creación”, el hombre sordo de 33 años de Kenia que talló la cruz de madera que se le ofreció al papa Francisco el 21 de junio durante su visita al Centro Ecuménico de Ginebra.

Foto: Albin Hillert

El artista además indicó que fue un motivo de mucha gratitud haber elaborado la cruz para el Papa, expresando que no sólo tiene el sentido de un obsequio, “sino como llamado a los cristianos a que cambien su actitud hacia las personas con discapacidad, ya que nosotros también hemos sido creados a imagen de Dios”, puntualizó.

La cruz entregada a  Papa contiene tres símbolos grabados que “representan a los ciegos, a los visualmente discapacitados, a los físicamente discapacitados y a los sordos. En el centro de la cruz está el símbolo de la lengua de signos, para la inclusión de las personas con discapacidad en todos los aspectos de la iglesia y de la sociedad”, precisaron desde la página web del CMI.