La IERP se une al pedido de justicia por el asesinato de Berta Cáceres

A través del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), la Iglesia Evangélica se unió al rechazo por la muerte de la lideresa hondureña Berta Cáceres, así como exigió justicia por su asesinato.
Por cuanto, las heridas de nuestra Región Mesoamericana siguen abiertas, aún más, recibe heridas nuevas cada día a causa de la violencia en varias dimensiones. Con una pasado doloroso de guerras civiles, hemos vivido en la esperanza de una región donde la paz con justicia se construya en medio de tantos signos y acciones que pretenden que abandonemos todo gesto de vivir en paz, dando oportunidades a una región culturalmente rica y donde las luchas por la vida ocupan el cotidiano de cada país, cada ciudad, cada comunidad.
Por cuanto, en la Red Continental Cristiana por la Paz lamentamos profundamente el asesinato brutal de Berta Cáceres, líder indígena lenca que promovió, alentó, acompañó y defendió los bienes ancestrales de su pueblo ante la embestida de empresas transnacionales amparadas por las políticas de gobierno, de forma pacífica. Coordinadora General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), galardonada en el 2015 con el premio ambientalista Goldman, así como otros reconocimientos internacionales, decidió llevar su ministerio con el pueblo, a pesar de reiteradas amenazas de muerte, y ayer 3 de marzo a la 1:00 am fue asesinada.
Por cuanto, así mismo Gustavo Castro Soto, mexicano e integrante de Otros Mundos Chiapas/Amigos de la Tierra, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo (M4), fue herido y su testimonio es clave para el esclarecimiento en las investigaciones del asesinato de Berta Cáceres. Distintas organizaciones se están sumando para pedir al gobierno hondureño, que se tomen medidas jurídicas políticas para asegurar la vida de este dirigente.
Por cuanto, una vez más se muestra la vulnerabilidad que viven las personas que abrazan la defensa de los derechos humanos en nuestra Mesoamérica. Se suma esta muerte a otras más de líderes sociales, que tienen hambre y sed de justicia, encarnando de manera profética el evangelio, anunciando otra manera de vivir como seres humanos con la creación, imaginando y esbozando otras alternativas de vida en convivencia. Tal como expresó Berta al recibir el premio Goldman “Construyamos entonces sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida. Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus”. Tenemos que asegurar espacios donde las mujeres alcen su voz sin temor a ser asesinadas, y donde el pueblo sumergido en la pobreza y la violencia, pueda avizorar y reconstruir en colectivo países donde reine la justicia y la paz.
Por tanto, como Red Continental Cristiana por la Paz nos sumamos a todos los esfuerzos de expresar  total rechazo a tales actos de violencia que intentan borrar todo esfuerzo que anuncie la vida plena y en abundancia.
Por tanto, clamamos porque este asesinato no quede en la oscuridad de la impunidad, y se haga justicia, asegurando transparencia en todo el proceso y compromiso en hacer justicia. Así mismo expresamos nuestra palabra de reconocimiento y consuelo al pueblo hondureño sufrido y valiente que anhela vivir en paz y justicia, compartiendo las palabras del profeta Oseas:
Yo soy como un ciprés siempre verde, y gracias a mí se te halla fruto. ¿Quién es sabio para entender estas cosas, inteligente para conocerlas?: Que rectos son los caminos de Yahveh, por ellos caminan los justos, más los rebeldes en ellos tropiezan. Os 4:9b-10
Red Continental Cristiana por la paz
4 de marzo de 2016
http://www.claiweb.org/index.php/15-para-banner-home/100-el-clai-se-une-al-rechazo-del-asesinato-de-berta-caceres