Liturgia de año nuevo

 

Elaborada por Norberto Rasch

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

Comenzamos este nuevo año con Dios y a Él nos encomendamos con las palabras del salmista: “Yo Señor confío en ti, tu eres mi Dios, mi vida en tus manos”. (Salmo 31, 14-15a)

Oficiante: ¡Vengan y adoremos al Señor…!
Respuesta:
Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al
principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos.
Amén.
Opción 2: (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Señor Dios, reconocemos ante ti, en forma personal y también comunitaria que tomamos los tiempos de esta vida en forma muy liviana. todo es más importante que tu Palabra, que queda en segundo o tercer lugar en nuestra vida. Manejamos los tiempos de esta vida como si fusemos dueños de ellos cuando en realidad son tiempos que tú nos otorgaste para vivir. estamos más interesados en llevar a cabo nuestra voluntad y no nos interesa tener en cuenta la tuya. esta fue la constante en el año que pasó. Ayúdanos a que esto no vuelva a suceder.
O: ¡Señor, ten piedad…!
R:
Opción 1 (lit. antigua): Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de nosotros.
Dios ten piedad de nosotros
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN
Dios todopoderoso tendrá misericordia de cada uno de nosotros pues su amor no tiene fin. Su perdón alcanzar a todo corazón arrepentido y en búsqueda del nuevo camino.

O: Gloria a Dios en las alturas…
R:
Opción 1 (lit. antigua): Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.
Amén. Amén. Amén.
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.
R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Señor Jesucristo, en el primer día de este nuevo año te estamos buscando. Nos sentimos inseguros. Algunas de las cosas, que en estos últimos días del año que pasó, nos pesaban en la conciencia. Las hemos trasladado a este año y ya nos están provocando angustia. A esto se agrega que no sabemos qué nos depara este nuevo ciclo que tiene por delante una carga de alegrías y de dificultades, de cosas buenas y de aquellas que quisiéramos evitar…
Por eso es que te pedimos: sal a nuestro encuentro en este tránsito y encuéntrate con nosotros en todo camino, especialmente si no es el que lleva a tu Reino. Permite que nuestra vida halle seguridad en tu Palabra y se sienta guiada por tu mano.
Amén.

LECTURAS BÍBLICAS
Salmo 8
Eclesiatés 3,1-13
Apocalipsis 21,1-6a
Mateo 25,31-46

R:
Opción 1 (lit. antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:
Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

Señor tantas cosas pueden traernos preocupaciones, en especial si pensamos en este nuevo año que comienza. Cuando pensamos en ti, Dios, esas preocupaciones no desaparecen, pero tienen otro peso, están bajo otra luz. Nos da tranquilidad saber que este nuevo año también esta puesto bajo tu invocación.

Nuestro primer gran pedido es que nos mantengas bajo tu gracia y que no retires tu mirada llena de amor de nuestra vida. Solo tendremos un buen año nuevo si tu bendición está sobre nosotros.

Cuida de nuestras vidas y protégenos de daños tanto internos como externos. Ayúdanos a no desperdiciar nuestros días sino que los vivamos con sentido para tu reino. Permite que los tiempos los dispongamos de tal manera para que seas el eje de toda actividad. Que en ellos tengamos tiempo para ti, para los demás y para nosotros mismos.

Te pedimos por los que manejan los hilos de este mundo, de paz y de justicia tan precarias. Que sus discursos vayan más allá de la mera declamación y buena voluntad y se traduzcan en hechos concretos en favor del respeto de todos los derechos humanos. Bendice todo esfuerzo por lograr la paz en este mundo.

Para nosotros, todos los que pertenecemos a tu Iglesia te pedimos que nos sostengas en el camino y la fe correctas. No permitas que nos tienten con baratijas. Permite que vivamos tu mensaje de amor para nuestros prójimos. Muéstranos los caminos que llevan hacia los que están enfermos y solitarios, hacia cada uno de los que están necesitados de tu Palabra. Amén.

PADRENUESTRO
Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno