Miércoles 21 de noviembre

 

Con mi justicia y acción salvadora libertaré a los habitantes de Sión que se vuelvan a mí.

Isaías 1,27

DESCARGAR EL AUDIO

Una frase que dejó Jesús y que está en la memoria de todos los creyentes es Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. (Mateo 28,20).

El profeta Isaías escribe en el comienzo de  su libro que Dios está cerca de su pueblo, camina con él porque ama a los suyos y viendo lo que pasa dice ¡Basta! (Isaías 1,24).

Releyendo el contexto del profeta me hace acordar a lo que, no hace mucho, un gobernante dijo a su pueblo: “Todo tiene precio”.

El simple hecho de aceptar que Dios está cerca y camina a diario a la par de nuestros pasos, nos da la pauta de una renovación cotidiana. Posiblemente algunas personas dirán que es un renacimiento, puesto que se deja de lado la adoración de los ídolos que se habían hecho a lo largo de los tiempos.

Mi mamá decía siempre que no perdamos la esperanza, que miremos para adelante, busquemos la paz, y Dios estará ahí. Para la comunidad de creyentes, el pueblo de Dios, es fundamental la búsqueda de la paz y el entendimiento de la gente.

La búsqueda de la paz une a las personas para un objetivo común: la vida de las personas y de las comunidades.

Oración:

Gracias, Dios, porque nos amas y te ofreces a caminar con nosotros en pro de la vida. Ilumina a los gobernantes para entender el objetivo de tu creación. Amén. 

David Weiss

Isaías 1,21-31