Mujeres que reforman

 

Laura Chávez hace el personaje de Marie Dentiére, mujer reformadora de Ginebra en el Siglo XVI. Conmemoración por los #500Años en Leandro N. Alem, Misiones – Argentina el 29 de octubre de 2017. Foto: Eugenio Albrecht

Durante el culto de conmemoración de los #500Años de la #ReformaProtestante las mujeres tuvieron protagonismo en la liturgia con especial participación en la distribución de la Santa Cena. En la foto Laura Chavez hace el personaje de Marie Dentiére, nacida en Tournai, Bélgica, en 1495.

Dentiére era una monja, priora del convento de agustinas cerca de su ciudad natal. Se sintió convocada por las ideas luteranas y abandonó la orden a comienzos de 1520 y luego formó una familia.

Viviendo en Ginebra, y aunque las mujeres no eran tenidas muy en cuenta, participó activamente en el advenimiento de la Reforma predicando la nueva fe, instando a las religiosas a contraer matrimonio y a tener hijos. No estaba de acuerdo con lo que dice el apóstol Pablo: “que las mujeres callen en las iglesias”, creía en el sacerdocio común de todos los creyentes y que las mujeres tienen el mismo derecho que los hombres a la predicación.

El Ayuntamiento se enojó y casi todos los ejemplares de su publicación fueron confiscados y ningún libro escrito por una mujer salió de la imprenta de Ginebra durante todo el siglo XVI. En el año 2002, después de casi 500 años, fue reconocida su obra inscribiendo su nombre en el Muro de la Reforma de la ciudad de Ginebra.