Caminar para salvar los Ríos

Marcha Foto primera edicionMiles de personas participaron en Misiones, Argentina, de la caminata por los Ríos Libres; una peregrinación que recorrió 157 kilómetros con la finalidad de defender los ríos de la región frente a posibles construcciones de mega represas hidroeléctricas.

La actividad comenzó el lunes 23 de septiembre por la mañana en Panambí, una población que se encuentra sobre las orillas del Río Uruguay en la frontera con Brasil y sería una de las más afectadas en caso de construirse la Represa de Garabí. Ese día, cientos de personas acudieron al lugar para participar de una celebración ecuménica oficiada por ministros y ministras de las iglesias católica, pentecostal y luterana (IELU y IERP).

De allí, la multitud comenzó a caminar rumbo a Posadas, la capital provincial, donde arribaron el sábado 28 al medio día, cuanto de una multitud que colmó la Avenida Uruguay y luego el centro de esa ciudad. Finalizada la caminata, se hizo un acto en la plaza pública solicitando al gobierno provincial que llame a un plebiscito en el cual la población pueda decidir sobre la construcción o no, de nuevas mega represas que afecten el territorio regional. En ese acto participaron, entre otros, líderes sociales, educadores, comunicadores,  medios de comunicación, ministros de varias denominaciones religiosas y el premio Nobel de la Paz, el argentino Adolfo Perez Esquivel; quienes junto a los miles de vecinos que se acercaron al lugar, gritaban a una sola voz la consigna: ¡plebiscito ya!

A medida que la peregrinación fue avanzando a lo largo de la semana, los gestos se fueron multiplicando; las personas se fueron sumando desde los pueblos y ciudades por los que la peregrinación iba pasando. Algunos acompañaban a la multitud por algunos kilómetros, otros se paraban a saludar a la vera de los caminos, otros salían a abrazar y agradecer a los manifestantes por la entrega y el coraje. En cada pueblo que pasaban, los caminantes recibían donaciones y por las noches, hacían un alto para descansar en los salones y templos que algunas iglesias pusieron a disposición. A la mitad de la semana se calculaba que ya se habían sumado más de 10 mil personas a la marcha, pero después fue difícil seguir haciendo números, porque en todos los lugares la participación desbordó y sobrepasó cualquier tipo de expectativa.

Una anécdota que ilustra la solidaridad y el espíritu que esta lucha está despertando se pudo ver en la tarde del martes, cuando una mujer campesina salió de su campo a esperar a los caminantes, trayendo consigo dos gallinas vivas que había elegido especialmente de su gallinero. Cuando llegaron los peregrinos, las tomó en sus manos, corrió hacia la ruta y se las ofreció a sus hermanos. Aunque jamás los había visto, se sintió unida en la misma lucha, los abrazó y lloró con ellos.
“No es mucho… pero es lo que puedo dar para decir no a las represas en los ríos de Misiones”.

El gobierno tiene planificado la construcción de por lo menos tres mega represas hidroeléctricas en la Provincia de Misiones, una de ellas inundaría unas 90 mil hectáreas, afectaría 15 mil personas y traería aparejado serios riesgos ambientales, sociales y sanitarios para la región.

Los caminantes por los Ríos Libres han pedido a las comunidades del mundo que oren por ellos, por los ríos libres en Misiones y por la integridad de la creación de Dios. Así como reza el lema de la Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias, también en este caso, el Dios de la vida es quien nos mueve hacia la búsqueda de la justicia y la paz. La justicia con respecto a la creación y la paz sobre la vida de las personas que necesitan de la naturaleza y la tierra fértil y accesible, para poder seguir subsistiendo.

Quienes desean orar en las comunidades, o bien de manera personal, pueden utilizar la liturgia de la celebración ecuménica que se llevó a cabo el día lunes en la apertura de la actividad. Descargue aquí la Liturgia por los Ríos Libres y el Credo en español, inglés y alemán.

Además se puede firmar un petitorio, a fin de que el gobierno argentino abra un plebiscito popular sobre el tema y la decisión no sea tomada por unos pocos. Para ello se debe ingresar al siguiente link: Ríos Libres ¡Plebiscito YA!

“Si escuchas bien, verás que el río canta”, dicen los versos de Joselo Schuap, un cantautor misionero; hay un pueblo que ha escuchado ese canto, y levanta su voz clamando para que esa melodía no se apague.

Pr. Eugenio Albrecht