Inauguración Nuevo Templo de Bovril

El Domingo 14 de Junio a las 09:30hs. se realizó el Culto de Inauguración del nuevo templo de la comunidad de Bovril, Departamento La Paz, Entre Ríos. En dicha ocasión se contó con la presencia de una gran concurrencia de hermanos provenientes de todo el Distrito. Nos acompañó el Pastor Presidente Carlos Duarte y además de varios pastores que estuvieron colaborando en este primer Culto en el nuevo edificio. Seguidamente se compartió un almuerzo en el Polideportivo Municipal.

Haciendo un poco de historia: El 29 de Abril 2014 tuvo lugar la primera reunión de la Comisión de Trabajo pro-templo. En dicha ocasión se decidió iniciar la recaudación de fondos para hacer realidad el anhelo tan esperado de contar con una nueva casa de Adoración. El templo viejo estaba asentado en barro y tenía un deterioro irremediable. El 16 de Noviembre se realizó el Culto despedida del viejo templo, para proceder a su demolición ya que la nueva construcción tendría que estar en el mismo lugar. El 23 de Enero de 2015 se realizó la ceremonia de colocación de la piedra fundamental al Nuevo Templo, llegando el momento tan sublime del 14 de Junio de 2015 donde pudimos entrar por las puertas del nuevo templo.

Mirando hacia atrás todavía no podemos tomar plena conciencia de lo logrado en 14 meses de trabajo. Esto es la demostración más cabal de lo expresa el Evangelista en Lucas 1:37 “¡Para Dios no hay nada imposible!”, sentimos que lo logrado solo fue posible gracias al Espíritu Santo de Dios que estuvo guiando todo el proceso. Todo lo que se organizaba para juntar recursos tenía un éxito casi inexplicable para una comunidad tan limitada de personas. Los fondos, salvo pequeñas donaciones fueron generados por la comisión de trabajo. Mucho más podríamos decir pero solo queremos dar gracias a Dios y su misericordia, porque El habitó entre nosotros y nos dio muestras visibles de su poder. Este testimonio superó el ámbito de la Iglesia, en la ciudad nos preguntan ¿Cómo hicieron una iglesia en tan poco tiempo?

Solo nos resta dar gracias a todos los que colaboraron de manera directa e indirecta en la construcción, y gracias a todos los hermanos que nos visitaron y se alegraron con nosotros ese día. Y gracias a Dios que obró poderosamente y sin embargo nos dio  a nosotros el privilegio de disfrutar este momento único en la historia.

Comisión de Trabajo y Pastor Fabián Pagel



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *