25 de noviembre, Día Nacional de la Libertad Religiosa

El 25 de noviembre de 1981 fue proclamada por  la Asamblea General de las Naciones Unidas la “Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia  y discriminación fundadas en la religión o las convicciones”. Esta declaración es el instrumento internacional que proclama el derecho fundamental a la libertad religiosa, explicitando los distintos derechos que, tanto para los individuos como para las comunidades religiosas, derivan del mismo. Esto significa, concretamente, que todas las personas tienen el derecho a tener sus propias convicciones -tanto religiosas como ideológicas- y que nadie puede prohibir esto, discriminar o perseguir a alguien por lo que cree y piensa.

Para nosotros, como comunidades evangélicas protestantes, esta declaración es muy importante, porque somos iglesias minoritarias en un contexto de pluralidad religiosa. Ninguna persona, ningún gobierno, ninguna organización o institución tiene derecho a discriminarnos por tener una confesión de fe distinta . Esto se aplica a todos los espacios de la vida: el trabajo, la escuela, la convivencia en el barrio, la relación con las autoridades etcétera.

Es importante distinguir entre los conceptos de “libertad religiosa” e “igualdad religiosa”. En nuestros países de Argentina, Paraguay y Uruguay existe “libertad religiosa”: cada uno puede creer y pensar según sus convicciones religiosas. En cambio, “igualdad religiosa” significaría que todas las iglesias tienen el mismo estatus jurídico. Eso es algo que actualmente no se da en nuestros países. La Iglesia Católica Apostólica Romana es la única iglesia que es reconocida jurídicamente como tal, en tanto las iglesias evangélicas tenemos estatus jurídico como asociaciones civiles y no como iglesias.

Actualmente, en la Argentina se está dando un interesante debate en torno al proyecto de Reforma del Código Civil. Entre los variados temas que se debaten, también se discute acerca de la necesidad –por parte de de las iglesias evangélicas- de ser reconocidas como iglesias y no como asociaciones civiles. Esta es una ardua y difícil discusión en la que nuestras iglesias y organizaciones ecuménicas están involucradas. Con el pasar de los meses se verá cuál es la dirección que toman estos debates y qué importantes decisiones se tomarán en uno de los países del Cono Sur de nuestro continente.



Deja un comentario en: “25 de noviembre, Día Nacional de la Libertad Religiosa

  • noviembre 24, 2018 en 16:28
    Permalink

    La Iglesia cristiana más perseguida y atacada es la Iglesia Católica, por su fidelidad al Evangelio de Jesucristo. Todas las Iglesias cristianas debemos ayudarnos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *