Nacionalizaron la causa del plebiscito por las mega represas

Qué Misiones querésLos integrantes de la Mesa No a las Represas realizaron una audiencia con legisladores, organizaciones sociales, gremiales y fuerzas políticas en el Congreso. 

Los integrantes de la Mesa No a las Represas encabezaron el 25 de septiembre una audiencia en una sala del Congreso de la Nación donde expusieron ante legisladores nacionales, dirigentes y organizaciones sociales, gremios, particulares y fuerzas políticas de diferentes representaciones, los motivos por los cuales exigen la realización del plebiscito y el rechazo a la construcción de nuevas represas hidroeléctricas en los ríos de Misiones.
“Como miembros de la Mesa hemos sido invitados por un grupo de diputados de distintos espacios, para explicar el llamado que estamos haciendo los misioneros a una Consulta Popular sobre Represas, del 20 al 26 de octubre” explicó el médico y ambientalista, Juan Yadjhian, uno de los referentes de la Mesa.
Esta Consulta Popular se viene organizando a partir de la interacción de más de medio centenar de organizaciones sociales, barriales, estudiantiles, sindicales, religiosas, y una enorme cantidad de voluntades particulares, que ya lograron conformar coordinadoras locales en todas las regiones de la provincia. “¿Está usted de acuerdo o no con la construcción de represas hidroeléctricas que afecten territorio misionero?” es la pregunta que deberán contestar los residentes en Misiones- mayores de 16 años- que deseen participar en esta experiencia, que busca brindarle al pueblo misionero, el derecho a decidir sobre sus recursos, hoy cercenado por el propio Estado.
“En realidad los misioneros ya opinamos, en el Plebiscito del 96, cuando masivamente votamos por el NO a Corpus. Sin embargo los gobiernos de turno desoyen a la gente, en actitud antidemocrática, y hacen lo que les conviene o les deja ganancias. Además la Legislatura misionera votó unánimemente por la Ley 56, del año 2011, que obliga al Gobierno provincial a llamar a Plebiscito, cada vez que se propongan nuevos emprendimientos, que repercutan en los ríos de la Provincia. Por eso es que preguntaremos a los misioneros si quieren o no las represas en sus ríos” sostuvo Yadjhian.
Participaron en la audiencia de ayer los dirigentes ambientalistas Yadjhian, Raúl Aramendy, Eduardo Luján y la dirigente de ATE, Nora Dedieu. Entre los legisladores, el único misionero fue el radical Luis Pastori. Hubo críticas de los presentes a la ausencia de los otros nueve legisladores misioneros, principalmente el presidente de la Comisión de Seguimiento de Emprendimientos Hidroeléctricos, José “Pepe” Guccione.
Estuvo también Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora), una representante del Servicio de Paz y Justicia que encabeza Adolfo Pérez Esquivel; organizaciones ambientales, juveniles y sociales de diferentes puntos del país.
Eduardo Luján señaló a este diario, al término de la reunión, que “Muchos dirigentes nacionales reconocieron a los misioneros como estandarte en temas como el No a Corpus, el No a la Reelección indefinida y ahora Garabí”.
Además, explicó que “muchos referentes y dirigentes nacionales comprometieron su presencia como veedores en el plebiscito, nos dijeron que estarán aquí con nosotros”.
En la exposición los referentes misioneros indicaron que el eje de la audiencia fue la convocatoria al plebiscito “que se respete la ley 56, porque la opinión del pueblo es el mecanismo democrático y la herramienta que nos da la Constitución Nacional para expresarnos y defender nuestras ideas”.
Además “dimos nuestro argumento en contra de la construcción de nuevas represas por el impacto ambiental y social que tienen. Otros presentes se refirieron a que se debe rediscutir en el país un nuevo modelo de desarrollo, donde se tengan en cuenta cuestiones ambientales, energéticas, la minería a cielo abierto, la utilización de agrotóxicos, hay una amplia necesidad de debatir estas cuestiones”, finalizó Luján.
En relación a las consecuencias ambientales que provocan las represas, Yadhjian manifestó que “el río es un ecosistema armoniosamente integrado, con muchos años de formación, las represas lo secuestran, lo maltratan; el agua estancada se enferma y enferma la vida; funciona como caldo de cultivo donde se crían toda suerte de vectores y alimañas. Celebro las movilizaciones multitudinarias por el Cambio Climático. Con las represas y desmontes contribuimos negativamente, desde Misiones, al Cambio Climático Global”.
Luego de la audiencia, los referentes misioneros concurrieron a algunos medios de comunicación de Buenos Aires para dar a conocer la situación de Misiones.