Reconocimiento del Día de la Reforma Protestante

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl líder de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) en Argentina, pastor Carlos Duarte, asegura que la declaración del Día de la Reforma como feriado público en la provincia de Entre Ríos ofrece la posibilidad de reconocimiento oficial del protestantismo como religión en ese país latinoamericano.

Tras una campaña de dos años, el 5 de octubre del corriente, la provincia de Entre Ríos estableció al día 31 de octubre como el “Día Anual de la Reforma Protestante”. El catolicismo romano es la religión oficial de la Argentina. Luego de larga batalla el judaísmo y el islam fueron reconocidos como religiones y sus miembros pueden descansar en el día respectivo de adoración y acatar feriados religiosos.

“El reconocimiento es importante porque por primera vez somos oficialmente reconocidos como una religión”, dijo Duarte, en las semanas que preceden a la celebración del “Día de la Reforma 31 de octubre” en la provincia.

“Ser una iglesia de la reforma en nuestra sociedad significa ser una suerte de espina en la conciencia de nuestras sociedades”, agregó. “Nuestro deseo es simplemente ser una señal de su Reino, es decir, del nuevo cielo y tierra, dentro de una comunidad de Jesucristo, en la que todos somos bienvenidos”.

“Darle esa calificación, creo que significa [que la IERP] es una voz profética, crítica, en una sociedad profundamente marcada por la injusticia y el uso irresponsable de los recursos naturales renovables y no-renovables”, enfatizó.

El pastor Narciso Weiss, pastor de la IERP que atiende la comunidad de General Ramírez, lideró la campaña para establecer el Día de la Reforma en la provincia. Quiso atraer la atención de los miembros de su iglesia y a la comunidad más amplia, hacia la importancia de la Reforma Protestante como un movimiento religioso, político y social, y por eso comenzó a presionar a los políticos locales para conseguir el reconocimiento del día.

“Y gracias al reconocimiento garantizado de la Reforma Protestante en la provincia de Entre Ríos, existe la posibilidad de que esto se extienda a otras provincias y por último a nivel nacional”, agregó Duarte.

Tradición luterana y reformada

La IERP es una denominación de ambas tradiciones, luterana y reformada, que ha sido conocida como Sínodo Evangélico Alemán del Río de la Plata. En 1965 el Sínodo aprobó una nueva constitución y se independizó de la Iglesia Evangélica Alemana (EKD).

Tiene 27.500 miembros en 45 congregaciones en Argentina, Uruguay y Paraguay. Setenta por ciento de los miembros viven en Argentina.

La iglesia es miembro tanto de la Federación Luterana Mundial como de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas.

Protestantes reformados poblaron la región de Sudamérica desde 1820. Luego de la independencia de España, comerciantes y mercaderes de Austria, Alemania, Rusia y Suiza se asentaron alrededor del puerto de Buenos Aires. En la región se establecieron campesinos entre 1853 y 1870.
“Desde entonces, los principios de la Reforma traídos por aquellas comunidades continúan siendo parte de los valores básicos de la identidad de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata”, dijo Duarte.

Sin embargo, él notó que es solamente “en áreas muy limitadas que tuvimos cierta influencia, pero no es posible afirmar que la Reforma ha echado raíces en Argentina”.

Aún así, el presidente de la IERP afirma que la iglesia está orgullosa de su herencia. Él enfatizó que el 500˚ aniversario del lanzamiento del movimiento protestante por Martín Lutero, marcado para el 2017, ofrece la oportunidad de profundizar esas raíces.

La iglesia va a marcar el aniversario con publicaciones especiales en su revista Vida Abundante, eventos en el Instituto Superior de Estudios Teológicos (IU- ISEDET) y talleres y seminarios sobre misión y educación.

Duarte advirtió, sin embargo, que el riesgo de que el Aniversario de la Reforma tenga un alto perfil eurocéntrico, haría difícil la misión para la IERP, en vista de sus raíces europeas.
“Inclusive hoy en día muchos latinoamericanos nos preguntan, con total ingenuidad, si está bien que participen de nuestras comunidades. Es un problema de la imagen que tienen de nosotros”, agregó Duarte.


Fuente: FLM

Traducción: Paula Forsthuber, Iglesia Evangélica del Río de la Plata.