Quinto domingo de Pascua

 

Escrita por Norberto Rasch desde una mirada inclusiva

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

“Entonen al Señor un cántico nuevo pues el obró maravillas con la fuerza de su brazo”  (Salmo 98,1)

Oficiante:             ¡Vengan y adoremos al Señor…!

Respuesta:

Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Opción 2: (ver en):           Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Señor celebramos tus fiestas y cantamos nuestras canciones, pero en el trajín diario nuestros tonos son diferentes: antes que cantos se escuchan quejidos, suspiramos bajo el peso de las situaciones diarias, a veces levantamos la voz y nos relacionamos con duras palabras lastimándonos. Con estas formas de ser opacamos la verdadera alegría que brota de la noticia de tu resurrección, que para nosotros es poder de salvación. No permitas que la fuerza de esta noticia se limite a unos pocos días después de la pascua sino que se haga carne en nosotros.

Permite que nuestro canto sea Oración y nuestra Oración suene como canto. Permite que cada palabra, dicha o cantada sea palabra de adoración y devoción. Permite que tomemos conciencia de que en esta intención fracasamos a diario…

O: ¡Señor, ten piedad…!

R:

Opción 1 (lit.  antigua):       Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de nosotros. Dios ten piedad de nosotros.

Opción 2 (ver en):                 Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN

Esta es la grandeza de Dios, que nos perdona más allá de nuestros merecimientos, y no nos deja suspendidos en medio de nuestras contradicciones.

O:                  Gloria a Dios en las alturas...

R:

Opción 1 (lit.  antigua):       Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.  Amén. Amén. Amén.

Opción 2 (ver en):           Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.

R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Señor te cantamos un cántico nuevo pues en nosotros has obrado maravillas. Nos has ayudado, eres bueno y misericordioso. Te pedimos: permite que todo ser humano pueda experimentar tu bondad y fuerza para la vida y que algún día se unan a tu gran pueblo cantando a viva voz o haciendo sonar sus instrumentos. Permite que todo el mundo se una en un solo canto de adoración y amor porque tú traes a esta tierra paz y justicia entre pueblos y naciones por medio de tu hijo Jesucristo nuestro Señor, permite que tu Palabra llegue con toda fuerza a nuestro corazón.

Amén

LECTURAS BÍBLICAS

Salmo 31,1-5.15-16

Hechos 7,55-60

1ª Pedro 2,2-10

Juan 14,1-14

R:

Opción 1 (lit.  antigua):       Aleluya. Aleluya. Aleluya.!

 Opción 2 (ver en):           Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

Señor hoy te queremos cantar y adorar por todo lo que eres para nosotros. Te queremos adorar porque no dejas que nuestra vida te sea indiferente, sino que la sostienes firmemente en tu mano. Nuestros pasos y cada pensamiento te son conocidos. Siempre nos rodeas con tu amor y fidelidad, no importa que estemos alegres o tristes o si estamos en un cuello de botella. Siempre estás a nuestro lado, más allá de que podamos sentirnos excluidos de la comunidad de los alegres

Señor te queremos cantar y adorar por el amor que tienes para con este mundo, creado por ti y dado a nosotros para administrar a conciencia de acuerdo a tu voluntad. No permitas que lo hagamos mal descuidando la ecología y los recursos. No permitas que la administración se torne en explotación y mal manejo de los recursos.

Señor te queremos cantar y adorar en todo momento como demostración de agradecimiento por todas las bendiciones que a diario recibimos de ti.

Señor nuestro canto también es petición por aquellos que están solos y que consideran que están demás en este mundo y entre nosotros.

  • Por los que están enfermos…
  • Por los que en estas situaciones están invadidos por el miedo
  • Por los que están atormentados por sus problemas y angustias.

A todos ellos déjales experimentar de que ellos son entre todos tus hermanos, los privilegiados y a quienes recibes con especial amor. Permite que nosotros, con nuestras palabras podamos ser portadores de esta noticia y con actitudes concretas les demos la fuerza de la certeza de la presencia de Dios. Danos siempre oídos atentos para escuchar y las palabras justas para cuando debamos hablar y llevar consuelo. Permite que a través de tu palabra, los corazones tristes vuelvan a alegrarse.

Permite que nuestros corazones están abiertos para recibir tu palabra y tu Bendición y que nuestra vida toda se trasforme en un canto de adoración que dé testimonio de tu poder.

PADRENUESTRO

Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno