Repudio ante la decisión del Presidente Argentino de sacar las Fuerzas Armadas a la calle

 

Los organismos manifestaron preocupación por la decisión del Poder Ejecutivo de dar poder al Ejército Argentino para actuar en cuestiones de seguridad interna. Foto ilustrativa

 

BUENOS AIRES / Argentina – Varios organismos de Derechos Humanos argentinos, entre ellos el Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH) del cual la Iglesia Evangélica Luterana Unida (IELU) y la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) forman parte, repudiaron este 24 de julio la decisión del presidente argentino Mauricio Macri de reformar el sistema de defensa nacional, habilitando a las Fuerzas Armadas a intervenir en cuestiones de seguridad interior. Según los organismos, esta decisión viola la legislación vigente, lesiona gravemente el consenso social construido tras el retorno a la democracia y el debido respeto a los derechos humanos, “por lo que tanto hemos bregado a lo largo de todos estos años”. Por su parte, convocaron a una movilización y concentración de rechazo a la medida para este jueves 26 de julio frente al Ministerio de Defensa.

A través de un comunicado, los organismos de Derechos Humanos, señalaron que a través de la decisión del Presidente argentino de autorizar a las Fuerzas Armadas a actuar en la seguridad interior, se da en concordancia con un “ajuste brutal en marcha, en consonancia con las exigencias impuestas por el Fondo Monetario Internacional”, lo cual consideraron “afecta gravemente derechos fundamentales de nuestro pueblo”. En ese mismo sentido es que previendo el rechazo popular de esas medidas, el gobierno está considerando como única respuesta la represión.

Reflexionando en ese sentido, el Pastor Presidente de la IELU, Rev. Gustavo Gomez dijo que “toda seguridad se construye sobre la base de la equidad y la justicia, y de ninguna manera asignando tareas de seguridad interna a las Fuerzas Armadas”, señalando a su vez que “hacer esto es agraviante y peligroso, tanto para las fuerzas armadas, que tienen otras funciones y objetivos, como para el pueblo por cuyo bienestar y seguridad todo gobierno debe velar”, puntualizando que “abundan ejemplos de esto en nuestro contexto latinoamericano y en la historia reciente de nuestro país”. Esto también fue señalado por el Vice Presidente de la IERP en ejercicio de la presidencia Rev. Bernardo Spretz, que señaló las medidas como “un enorme retroceso para nuestra vida democrática” y consideró “anhelamos que nunca más las Fuerzas Armadas sean utilizadas para el control y la represión de la población civil dentro del país”, entendiendo que “las medidas anunciadas nos recuerdan con dolor los tiempos más oscuros y siniestros vividos en un pasado no tan lejano por nuestro pueblo”.

Por otro lado, al analizar la situación, los organismos de Derechos Humanos comprenden todavía que el propósito del Poder Ejecutivo es incrementar los niveles de represión interna con el falso argumento de “proteger objetivos estratégicos”, construir un “enemigo interno”, acallar las protestas sociales y contener las crecientes movilizaciones que, a lo largo y a lo ancho del nuestro país, “enfrentan hoy las políticas de hambre y miseria que el gobierno de Cambiemos lleva adelante”, sintetizaron. El comunicado concluye con la afirmación “Fuerzas Armadas represivas NUNCA MÁS” y “No a la militarización de la Argentina”, convocando a su vez a una movilización y concentración de rechazo este jueves 26 de julio a las 17 hs frente al Ministerio de Defensa, ubicado en Avenida Paseo Colón y Alsina de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Red de Comunicaciones FLM

Ver la declaración completa