Segundo Domingo de Cuaresma (Reminescere)

 

Escrita por Norberto Rasch

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

“Si Dios está a nuestro favor nadie podrá estar contra nosotros. Si Dios no nos negó a su propio hijo, sino que lo entregó a la muerte por nosotros, ¿cómo no habría de darnos todo?” (Romanos 8,31)

Oficiante: ¡Vengan y adoremos al Señor…!
Respuesta:
Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al
principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos.
Amén.
Opción 2: (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Santo y buen Dios, sobre lo que acabamos de escuchar esta cimentada nuestra esperanza, de que no estás en contra nuestra sino a favor. Pero nos preguntamos, ya que tú estás para nosotros, ¿por qué no estamos nosotros para ti?

¿Por qué sucede una y otra vez que hacemos oídos sordos a tus llamados y tus palabras caen como en saco roto en nuestros corazones? ¿Por qué sucede que nuestras palabras están llenas de amargura y a veces hasta de maldad?

Dios, danos fuerza de seguir los pasos de tu amado hijo, nuestro señor. Que podamos aprender a amar siguiendo su ejemplo. Con esas actitudes y solo así el mundo se podrá enterar de tu amor y que estás con nosotros.

Porque no lo hemos logrado aún y ello pesa en nuestra conciencia es que te pedimos…

O: ¡Señor, ten piedad…!
R: Opción 1 (lit. antigua): Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de nosotros.
Dios ten piedad de nosotros.
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN

“Nuestro corazón nos condena pero Dios es más grande que nuestro corazón. Su misericordia es por siempre para quienes le aman”. (1ª Juan 3,20; Lucas 1,50)

O: Gloria a Dios en las alturas…
R:
Opción 1 (lit. antigua): Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.
Amén. Amén. Amén.
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.
R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Señor ahora nos dejarmos sorprender con todo lo hermoso que tienes para comunicarnos; queremos alegrarnos al escuchar las palabras de consuelo para nuestras vidas. Queremos escuchar con devoción y reflexionar. Queremos recibir tu mensaje en nuestro corazón.
Aparta todo aquello que pueda impedir este deseo, especialmente el sentimiento de soberbia y autosuficiencia. Permite que tu Espíritu Santo obre en cada uno de nosotros.
Amén

LECTURAS BÍBLICAS

Salmo 121
Génesis 12,1-4a
Romanos 4,1-5.13-17
Juan 3,1-17

R:
Opción 1 (lit. antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:
Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

Señor de todas las cosas que recién hemos escuchado, permite que al menos una no olvidemos: que podemos llamarte, invocarte, clamar a ti. Que no te significamos un estorbo.
Señor esta es una noticia realmente liberadora en un mundo en que nadie nos presta ya atención y nadie tiene tiempo para dedicarnos. A ti podemos llamarte, tienes tiempo para nosotros.

Confesamos con gratitud, las muchas veces que hemos acudido a ti y has respondido a nuestra voz. Lamentablemente no siempre hemos compartido esta experiencia con los demás en la comunidad o en la familia. Permite que seamos portadores de este testimonio tan importante para que otros se animen a hablarte, especialmente los tristes, los angustiados, los desahuciados.

Permite, Señor, que los que dudan se encuentren con cristianos que tengan palabras certeras. Si para este fin te somos valiosos, utilízanos. Permite que los que se sienten frustrados, intenten una vez más acercarse a ti para buscar ayuda y si la frustración tiene que ver con nuestras actitudes, por favor Haznos ver donde hemos de cambiar.

Nos alegramos de que no seas un Dios distante y ajeno, sino que te has hecho hombre para estar entre nosotros y sufrir con y por nosotros en esa condición.

Permite ahora que nuestra fe se demuestre en nuestro trato diario. Danos ojos que puedan mirar al otro de manera alegre, de palabras que den aliento y fuerza, de manos dispuestas a trabajar. Permite que en todas las cosas que hagamos no giremos a nuestro alrededor solamente, sino que busquemos al prójimo como tú nos has buscado a nosotros.

Queremos interceder por otros ante ti, ya que sabemos de su necesidad y los llevamos en nuestro corazón. En este Espíritu te pedimos por todos los que anuncian tu Palabra, dales fuerza y convicción, y a los que escuchan llénalos de gracia para que reciban tu mensaje de salvación.
Te pedimos por los enfermos…por los convalecientes…por los solitarios y los amargados. Te pedimos por los que están pasando necesidad y los que no tienen trabajo.

Te pedimos por nuestros niños y por nuestra juventud para que puedan vislumbrar un futuro digno.
Protege y fortifica a todos los que en tu nombre sufren persecución y violencia.

Haznos a todos nosotros hacedores y mensajeros de tu paz.

PADRENUESTRO
Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno