Segundo Domingo Después de Epifanía

 

Escrita por Norberto Rasch

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

Jesucristo dice: “Yo soy la luz del mundo. Antes estaban en la oscuridad, pero ahora están en la luz del Señor. Vivan pues como hijos de la luz”. (Juan 8,12; Efesios 5,8)

Oficiante: ¡Vengan y adoremos al Señor…!
Respuesta:
Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era al principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.
Opción 2: (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Jesús, dices que somos luz en el Señor.
Pero en verdad nos oprimen las tinieblas cuando la realidad se presenta con crudeza en nuestra vida. Nos desanimamos y nuestra falta de fe gana terreno palmo a palmo.

Navidad está detrás nuestro, ya su Espíritu va decayendo pero todavía perdura el mensaje de paz para con todos los hombres y la invitación de procurar la paz entre los hombres, pero también eso es tan difícil entre nosotros, procurar la paz.

Señor te necesitamos. Ven y ayúdanos a remover los obstáculos que colocamos en nuestros caminos y en los de los demás. Déjanos experimentar tu poder como un poder liberador un poder de luz para poner claridad en nuestras vidas. A nosotros nos cuesta mucho sostenernos firmes…

O: ¡Señor, ten piedad…!
R:
Opción 1 (lit. antigua): Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de nosotros.
Dios ten piedad de nosotros
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

ANUNCIO DEL PERDÓN

Lo que Pablo escribe a la comunidad de los Filipenses, vale para toda comunidad, para cada uno de nosotros:

“Estoy seguro que Dios que empezó a trabajar en ustedes seguirá perfeccionándolos hasta el día de Cristo Jesús”. (Filipenses 1,6)

O: Gloria a Dios en las alturas…
R:
Opción 1 (lit. antigua): Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.
Amén. Amén. Amén.
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.
R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Señor te agradecemos por esta semana que ha quedado detrás nuestro. Te agradecemos por tu guía y presencia en las horas más difíciles. También agradecemos tu cercanía, y todos los hechos que bien logramos en este tiempo.

Pretendemos que este culto nos indique los rumbos en el tiempo que tenemos por delante. Queremos escuchar atentamente, queremos orientar nuestros pensamientos y sentimientos. Nos proponemos llevar nuestras acciones en la dirección que sintamos tu voluntad. Para ello te pedimos tu guía y Bendición.
Amén

LECTURAS BÍBLICAS
Salmo 96,1-10
Isaías 62,1-5
1 Corintios 12,4-11
Juan 2,1-12

Agenda Evangélica: 2 Corintios 4,6-10

R:
Opción 1 (lit. antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:
Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

Señor Permítenos conservar y atesorar los que nos has dicho hoy al corazón, de tal manera que no lo perdamos al trasponer la puerta del templo. Que no lo perdamos cuando los problemas y las tribulaciones de nuestra vida avancen sin contemplaciones. Que no lo perdamos ante la presencia de los charlatanes de turno.

Ante todo mantennos unidos a ti para que para que reconozcamos que solo en tu gracia es posible vivir y que tener responsabilidades en tu obra es motivo de mucha alegría. Ayúdanos a relacionarnos de tal manera entre nosotros que ello sea un testimonio de tu presencia más allá de las palabras.

Junto con todos los alegres y a los que la vida le ha sonreído, permite que nos alegremos.

Pero nuestro pedido especialmente es para aquellos que en la vida llevan una pesada cruz, los que por la mañana no saben cómo ha de terminar su día, si podrán traer el alimento, la educación y la salud a sus casas. Queremos meditar y pedir el silencio por cada uno de ellos…

Te pedimos por los que han sucumbido al alcohol, a las drogas, por las mujeres y hombres que han debido vender sus cuerpos y su dignidad para sobrevivir. Te pedimos por los marginados por los que deambulan por las noches sin destino. Su necesidad es un desafío para nosotros. Ayúdanos a no esquivar a quienes se acercan a nosotros en busca de una ayuda, al menos a que no los despreciemos. También ellos todos son los destinatarios de la Gracia de Dios, aunque para nosotros eso sea incomprensible.

Te pedimos por las regiones de nuestro planeta en los que hay hambre, miseria, violencia y guerras. Quiebra la idiotez de quien origina estas situaciones, de quienes solo quieren ganar poder, tierras, dinero, reconocimiento y no miran las consecuencias sociales de su accionar.

Señor te pedimos ahora que ingreses con nosotros a esta nueva semana. Ayúdanos a realizar nuestras tareas de tal manera que pueda ser traída ante tu presencia. Bendícenos con corazón alegre y fe firme

PADRENUESTRO
Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno