Carta abierta sobre la violencia contra líderes y comunidades indígenas de Misiones

 

El Valle de Kuña Pirú en la provincia de Misiones por Ley le pertenece a los pueblos originarios. Foto: Canal Abierto

POSADAS / Argentina | IERPcomunica – A través de una carta abierta, autoridades de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) se dirigieron a la Ministra de Derechos Humanos de la Provincia Misiones Lilia Marien Marchesini para manifestar su preocupación por la situación de violencia que se ejerce sobre líderes indígenas en la región y sobre las comunidades asentadas en el Valle Kuña Pirú de la Provincia de Misiones, luego de que sus tierras le fueran restituidas por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), tras ser ocupadas por varias décadas.

El documento encabezado por el texto de Amos 5, 24 “corra el derecho como agua y la justicia como arroyo permanente”, se encuentra firmado por el Pastor Distrital de Misiones, Pastor Carlos Kozel, el Pastor Presidente de la IERP Leonardo Schindler y el Presidente de la Fundación Hora de Obrar de la IERP, Pastor Peter Rochon y recoge la situación de violencia ejercida sobre el Vasco Baigorri, del Equipo Misiones de Pastoral Aborígen (EMiPA) agredido mientras recorría comunidades asentadas sobre tierras recuperadas luego de un litigio con la UNLP. Además, los líderes religiosos repudiaron la desinformación ejercida por algunos medios, así como señalaron que el hecho solo “reveló una realidad que padecen las comunidades a diario”, denunciando que “los y las integrantes de las comunidades del alto Valle del Kuña Piru no pueden circular tranquilamente por sus tierras”. Esta situación fue calificada como “repudiable”, así  como “será la inacción del Estado si no le hace justicia al mandato otorgado de parte del pueblo de velar por la integridad y dignidad de todos y todas que habitan en territorio argentino“, aseveraron.

La misiva hace referencia a que el territorio hoy pertenece a las diferentes comunidades “tal como es menester según el Artículo 75, Inciso 17 de la Constitución Nacional según el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”. Insistieron que ambas instancias obligan a todos los organismos estatales nacionales, provinciales y municipales “no solo a reconocer el derecho de las comunidades aborígenes a la propiedad y posesión de sus tierras sino a velar por la integridad de este derecho”.

Finalmente, le solicitaron a la funcionaria que haga todo lo que este a su alcance para que quienes atacaron “cobardemente al Sr. Baigorri puedan ser enjuiciados debidamente” y que “se garantice y vele por la integridad del derecho de las comunidades aborígenes a poseer, habitar y transitar tranquilamente por sus tierras”. Al mismo tiempo, ofrecieron su ayuda para lo que consideren necesario desde el Gobierno de la Provincia de Misiones: “lo sentimos como nuestra responsabilidad cristiana de brindarnos libremente y gozosamente al bienestar de aquel cuyos derechos son vulnerados. En este sentido, nos despedimos saludándole fraternalmente y deseándole toda la fuerza y concentración que necesita para el buen cumplimiento de su función pública”, concluyeron.

Ver la carta completa