Convocatoria ecuménica dijo “no al ajuste en discapacidad”

 

En su intervención, el pastor Pablo Münter de la IERP reflexionó sobre la acción de Jesús en defensa de las personas con discapacidad. Foto: Pablo Molero

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – Organismos ecuménicos que trabajan en defensa de las personas con discapacidad, realizaron este 27 de agosto una oración interreligiosa “por una sociedad más justa en reclamo urgente hacia las personas con discapacidad, sus familias y los servicios de atención”. Hubo oradores de la comunidad judía, iglesia católica, comunidad islámica y de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP). Participaron más de 500 personas, la mayoría de ellas personas con discapacidad de diferentes puntos del país, así como ONG´s y organismos gubernamentales que trabajan en la defensa de sus derechos.

“No a la vulneración sistemática de los derechos de las personas con discapacidad, que el ajuste no se de en la discapacidad”, expresaron en un acto que se realizó en la pirámide de la Plaza de Mayo del centro porteño. La ceremonia religiosa estuvo a cargo de diferentes oradores, entre ellos el Rabino Elman Mishkan, de la Comunidad Judía; el Pastor Pablo Münter, de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata; el Cardenal Mario Poli, de la Iglesia Católica y la señora Nancy Falcon, de la Comunidad Islámica. Los oradores hicieron hincapié en la lucha por la igualdad, por la inclusión y sobre todo en la necesidad de acompañar a las personas con vulnerabilidad. Las reflexiones tuvieron como marco el texto bíblico de Isaías 58 “este es el ayuno que yo amo… soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos”

“Jesús pone su mano sobre los ciegos, sana los cojos, les da un lugar en la sociedad a aquellos que el Estado deja de lado”, reflexionó el Pastor de la IERP Pablo Münter, que luego de recalcar que el ajuste que se hace perjudicando al más débil “es inhumano”, dijo que “no hay peor discapacidad que la incapacidad del amor”. Por otra parte también dijo que la IERP no solo acompaña la lucha, sino que se compromete con ella. Münter llamó a“concientizar no solo en los actos, sino en las escuelas, las familias, los barrios y las parroquias acerca de la inclusión”.

Cada una de las comunidades alentó a las organizaciones a seguir luchando contra la discriminación y el ajuste. Para finalizar los y las presentes cantaron “Sólo le pido a Dios” de León Gieco y oraron con la oración de San Francisco de Asís, pidiendo “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz”. Terminaron encendiendo cada uno una vela como símbolo de la luz que acompaña la lucha por las personas con discapacidad.