Crisis en Paraguay: las autoridades de la FEDIPA pidieron por “paz, justicia y tolerancia”

 

“Queremos unirnos juntos por una causa como Iglesia en el Paraguay rogando a Dios por paz-justicia-tolerancia” señalaron Enrique Jorge Holst y el Pastor Daniel Enrique Frankowski, Presidente y Pastor Distrital. Foto: Diario El País

ASUNCIÓN / Paraguay | IERPcomunica – En medio de un clima de tensión, en el que manifestantes que se oponen a la enmienda constitucional que le permitiría al Presidente Horacio Cartes presentarse a una reelección, fueran reprimidos de manera violenta, en lo que medios del país y de la prensa internacional consideraron como un intento de “Golpe de Estado”, la Federación de Congregaciones de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata en el Paraguay (FEDIPA) se manifestó haciendo énfasis sobre la necesidad de buscar la unidad, al tiempo de rogar a Dios por la paz, la justicia y la tolerancia.

 “En estas últimas horas se vive y se ha vivido momentos de mucha tensión como consecuencia de la instalación del debate en torno a la enmienda constitucional en vista de posibilitar la reelección presidencial y otros”, señalaron Enrique Jorge Holst y el Pastor Daniel Enrique Frankowski, Presidente y Pastor Distrital de esa región de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata. Ambas autoridades se mostraron impactadas por la situación y al mismo tiempo indicaron: “Queremos unirnos juntos por una causa como Iglesia en el Paraguay rogando a Dios por paz-justicia-tolerancia”.

En ese mismo sentido, el Presidente y el Pastor Distrital compartieron una oración en la que hicieron énfasis en la justicia, el derecho y el mandato de los cristianos de buscar la paz y generar las condiciones para que esto sea posible. En ese mismo sentido, pusieron en evidencia la necesidad de que quienes estén enfrentados recuperen la paz con el olvido del odio, la bronca y la rabia, “para que los que tengan diferencias puedan estrecharse las manos… para que todos podamos comprometernos en la búsqueda sincera por la verdadera paz; para que se eliminen todas las disputas, para que el amor supere el odio”, finalizaron.

A continuación el texto completo de la carta de la  FEDIPA, que se sintetiza a través de esta oración:

Señor, tú dijiste que cuantos trabajan por la paz serán llamados hijos e hijas tuyos;
Concédenos entregarnos sin descanso a establecer en Paraguay la Oración por la Justicia, paz y el derecho.

Señor, tú dijiste que cuantos trabajan por la paz serán llamados hijos e hijas tuyos;
Concédenos entregarnos sin descanso a instaurar en el mundo la única justicia que puede garantizar
a los hombres y mujeres la verdadera paz, la justicia que tu nos das.

Señor, que con tu amor paternal gobiernas a cada uno de nosotros, te suplicamos que todos los hombres y mujeres a
quienes diste un idéntico origen, constituyan una sola familia en la paz-justicia-tolerancia.
Señor, creador del mundo, bajo cuyo gobierno se desarrolla la marcha de la historia; atiende nuestras peticiones y
concede la paz-justicia-tolerancia a nuestro pueblo.

Señor de la Paz, tú eres la misma justicia: por eso el ser humano violento no te comprende y el de corazón cruel no te
acepta; haz que prima y persevere paz-justicia-tolerancia y los que
están enfrentados recuperen la paz con el olvido del 
odio-bronca-rabia…

Señor y Dios de paz, reconocemos tu amor paternal que a pesar de la resistencia de la gente
y, en un pueblo dividido por la disputa, el poder y la discordia, nos llamas a la reconciliación.

Renueva en nosotros las maravillas de tu misericordia; envía tu Espíritu sobre nosotros, para que obre en la intimidad
de nuestros corazones; para que todos puedan empezar a dialogar; para que los que tengan diferencias puedan
estrecharse las manos; y para que las personas puedan encontrar entre sí la paz-justicia y tolerancia.

Para que todos podamos comprometernos en la búsqueda sincera por la verdadera paz;
para que se eliminen todas las 
disputas, para que el amor supere el odio,
Por Jesucristo nuestro Señor y salvador te lo pedimos. Amén.