Domingo 7 de junio

Jesús se acercó a ellos y les habló así: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”

Mateo 28,18-20

En medio del desconcierto, seguir juntas y juntos.
En medio de la parálisis, animarse a emprender nuevas caminatas. En medio de la duda poder encontrar a Dios.
En medio de muertes injustas, de torturas y odios poder seguir sembrando las semillas de amor que Dios nos ha dado en su gracia.
En medio del abatimiento, redescubrir la presencia del Resucitado.
¡Está aquí!
Hoy.
Cada día.
Todos los días.
Hasta el fin del mundo. Dios contigo, con nosotras y nosotros. Movilizándonos a ir, a contagiar a otras y otros con esta locura del discipulado, de decidir ser parte a través del bautismo, de animarse a enseñar y GUARDAR lo que Jesús nos enseñó.

Carola Tron