“El arte callejero no es delito”, así defendieron a joven IERPina que tocaba violín en la peatonal

 

Karen toca su violín para recaudar fondos para su grupo de jóvenes. Captura de pantalla tomada de las redes sociales.

MAR DEL PLATA / Argentina | IERPcomunica – “El arte callejero no es delito” manifestaron decenas de personas este lunes 5 de noviembre en la peatonal de Mar del Plata, cuando la policía pretendió que Karen Giselle Foncubierta dejara de tocar su violín en la vía pública. La joven es referente juvenil de la Parroquia Panamericana de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) y a través de la música recauda fondos para que sus pares del grupo juvenil puedan participar de talleres de formación y liderazgo, entre otras cosas. La acción de la policía molestó a quienes pasaban por el lugar, por lo que salieron en su defensa, lo que hizo que las autoridades debieran retirarse y la joven pudiera continuar ofreciendo sus destrezas artísticas.

El hecho molestó a las personas que pasaban por allí, algunos se manifestaron muy enojados con la policía; entre ellos, una de las mujeres decía “lo único que nos da felicidad y vienen a molestar”. La incómoda situación llevó a que varios transeúntes hicieron filmaciones y tomaron fotografías que luego fueron subidas a las redes sociales en defensa de Karen, pidiendo que esta situación no se vuelva a repetir. En uno de los videos se observa que mientras los protagonistas increpan a los uniformados, le piden a la joven que no deje de tocar, mientras tanto varios se acercan a dejarle dinero en la funda de su instrumento.

“Les agradezco de todo corazón que no se queden callados”, manifestó en las redes sociales la protagonista, quien sobre su acción señaló “somos trabajadores, fabricamos arte, e intentamos dejarle un poquito de lo que sentimos dentro a cada una de las personas que deciden dejarnos unos segunditos de su tiempo en recibirlo”. Por otro lado, también dejó en claro su pertenencia religiosa, así como el motivo de su acción: “pertenezco a la IERP, la cual tiene una juventud muy activa que se interesa y preocupa por estas situaciones… el dinero que estaba juntando era para ayudar a costear las capacitaciones a las que asistimos y otras obras diacónicas, de las que formamos parte, para las cuales no recibimos ningún tipo de subsidio o apoyo estatal, ni gubernamental”, puntualizó.

Por su parte, la Coordinadora Juvenil del Distrito Metropolitano de la IERP Ailín Monti se mostró preocupada y señaló que la actual estructura de los medios de comunicación hace que los jóvenes busquen la forma de expresarse de diferentes maneras, manifestando lo que sienten y piensan. Sobre el hecho, consideró “triste” y “grave”, en tanto se coarta la libertad de expresión de las personas. Sin embargo, destacó la solidaridad de la gente, “fue eso lo que permitió que nuestra compañera pueda seguir ofreciendo su arte y brindando una de las cosas que más le gusta hacer”, consideró.

Ante la gravedad de la situación, la Iglesia Reformada Argentina en Mar del Plata (Comunidad Arca de Noé), que desde hace más de una década apoya el desarrollo de la cultura en esa ciudad, especialmente en el Barrio Centenario; hizo público su rechazo al actuar policial y reclamaron a la Secretaría de Cultura del Partido de General Pueyrredón “una política de apoyo al arte callejero, a fin de evitar la continuidad de hechos como estos”, que tal como expresaron, “lamentablemente se vienen sucediendo desde hace unos años”.  Finalmente, cerraron el comunicado recalcando las palabras de la artista: “El arte no es delito”  y “no debe ser objeto de detención por parte de las fuerzas policiales”

De esa manera Karen se encontraba ejecutando su violín en “la felíz”

.

 

 

Luego de ser abordada por la policía, la gente salió en su defensa:

 

Karen tocando en el transporte público de Buenos Aires:

 



this is default footer data