El Papa y el Presidente de la FLM coinciden: “el camino del conflicto a la comunión es irreversible”

 

El Presidente de la FLM, el Arzobispo Dr. Panti Filibus Musa, saluda al Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano. Foto: LWF / A. Danielsson

GINEBRA / Suiza (LWI) – El Presidente de la Federación Luterana Mundial (FLM), el Arzobispo Dr. Panti Filibus Musa, se reunió hoy 7 de diciembre con el Papa Francisco en el Vaticano. Durante la audiencia, él expresó gratitud por la profundización de las relaciones ecuménicas entre las dos tradiciones de la iglesia. En su discurso, Musa agradeció a Francis por apoyar un acercamiento ecuménico al 500° aniversario de la Reforma.

“Su presencia y participación en la Conmemoración conjunta de la Reforma en Lund fue un regalo precioso para nosotros. Marcó el importante punto de inflexión en el que los católicos y los luteranos son hoy en día: los conflictos del pasado ya no determinan nuestra relación, sino la unidad como un don del Espíritu Santo”, dijo Musa.

Refiriéndose a la Conmemoración conjunta en Lund, el Papa Francisco dijo: “Era importante para nosotros encontrarnos ante todo en la oración, porque el don de la unidad entre los creyentes se arraiga y florece no como resultado de proyectos humanos, sino por la gracia de Dios. Solo orando podremos cuidarnos los unos a los otros. La oración es como el combustible de nuestro viaje hacia la unidad plena”. Después de los saludos, el Papa Francisco invitó a todos los presentes a unirse a la oración del Padre Nuestro.

Musa, Arzobispo de la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria (LCCN) estuvo acompañado por los Vicepresidentes de las siete regiones de la FLM, el Secretario General Rev. Dr. Martin Junge y otros miembros del personal de la Oficina de Comunión. El presidente de la FLM dijo que era alentador escuchar historias de todo el mundo sobre servicios conjuntos de oración y nuevas formas de testificar juntos, después de la conmemoración conjunta. “Alabamos a Dios por todos estos regalos”, agregó.

Refiriéndose al compromiso hecho en Malmö, Suecia, en octubre de 2016 de servir a los necesitados mediante una colaboración más estrecha, Musa citó a Colombia donde el Servicio Mundial de la FLM y Caritas “están sirviendo a quienes se aferran a una paz escurridiza” y expresaron su confianza en que el servicio continuará creciendo en el futuro. “La unidad del Cuerpo de Cristo”, señaló, “alcanza sus expresiones más profundas cuando nos transforma para vivir el doble mandamiento del amor”. Por su parte, el Papa Francisco dijo que para acercarse a Jesús había una necesidad de “pasos concretos y manos extendidas”. Eso significa, sobre todo, gastarnos en caridad, mirando a los pobres y a los menos .

Musa fue elegido Presidente de la FLM en la Duodécima Asamblea de mayo de 2017 en Windhoek, Namibia. La Asamblea también designó a los miembros del Consejo que incluyen a los Vicepresidentes regionales Rev. Dra. Jeannette Ada Epse Maina (África); Sra. Desri Maria Sumbayak (Asia); Arzobispo Urmas Viilma (Europa Central Oriental); Pröpstin Astrid Kleist (Europa occidental central); Arzobispo Antje Jackelén (Países Nórdicos); Rev. Dr. Nestor Friedrich (América Latina y el Caribe) y la Obispa Presidenta Elizabeth A. Eaton (América del Norte).

Fuente: FLM