FAIE aclara que no presiona al gobierno “en contra de la ley de educación sexual”

 

Casa de Gobierno de Argentina. Desde FAIE aclararon que no presionan al gobierno sobre temas relacionados a leyes de educación sexual.

 

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – La Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) aclaró este viernes 14 de septiembre que “no está presionando al gobierno en temas vinculados a la ley de educación sexual”. Desde FAIE dijeron que se ven en la obligación de aclarar  que ni el organismo, ni sus iglesias asociadas fueron invitadas, ni participaron en ninguna reunión o entrevista con esta temática, tal como expresa la carta que lleva la firma de su presidente, el Pastor Néstor Míguez.

Por otro lado, recordaron que “las iglesias evangélicas en el país no tienen una voz única”, por lo que “reconocemos y respetamos la pluralidad y diversidad que existe entre las diversas iglesias y comunidades que se identifican con la tradición evangélica”; puntualizando que es esta una de las características de FAIE: “aceptar la pluralidad de interpretaciones y la libertad de todos de expresarse según su conciencia y comprensión”. Por lo que, tal como sigue la declaración pública “no es función de las iglesias buscar ni condicionar el poder político, sino respetar su autonomía”.

Finalmente, dijeron que si bien las iglesias de FAIE, algunas con más de dos siglos de presencia en Argentina, sostienen obras de servicio y de ayuda a los necesitados, “no nos toca a nosotros enmendar lo que los gobiernos dejan de hacer por sus erróneas políticas económicas y sociales”, indicando que “lo hacemos por amor, porque nos duele el sufrimiento de los más pobres y vulnerables”. Sin embargo, tal como finaliza la declaración, “como ha ocurrido otras veces, estamos dispuestos a colaborar en todo lo que sea aliviar el hambre, las carencias y dolores de nuestro pueblo, pero con total prescindencia de cualquier acuerdo político y evitando las prácticas clientelares con que estas dádivas suelen estar asociadas”.

——————————-

Declaración de prensa

Ante versiones circulantes de que las iglesias evangélicas o sus voceros están presionando al gobierno en temas vinculados a la ley de educación sexual, nos vemos en la obligación de aclarar que ni la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), ni sus iglesias asociadas fueron invitadas ni participaron en ninguna reunión o entrevista con esta temática.

No existe ni reconocemos ningún organismo o entidad que reúna a todas las iglesias evangélicas en el país ni estas tienen una voz única. En este, como en otros temas, reconocemos y respetamos la pluralidad y diversidad que existe entre las diversas iglesias y comunidades que se identifican con la tradición evangélica. Es justamente una de nuestras características el aceptar la pluralidad de interpretaciones y la libertad de todos de expresarse según su conciencia y comprensión.

También tenemos claro que, si bien la religión y la política nunca han estado separadas, no es función de las iglesias buscar ni condicionar el poder político, sino respetar su autonomía. Damos testimonio de nuestras convicciones, pero desde el lugar de la fe.

Nuestras iglesias, algunas con más de dos siglos de presencia en el país, han sostenido a lo largo del tiempo y en su mayoría sostienen actualmente diversas obras sociales. Lo hacen por mandato evangélico, y no por pedido del gobierno de turno. No nos toca a nosotros enmendar lo que los gobiernos dejan de hacer por sus erróneas políticas económicas y sociales. Lo hacemos por amor, porque nos duele el sufrimiento de los más pobres y vulnerables. Por supuesto que, como ha ocurrido otras veces, estamos dispuestos a colaborar en todo lo que sea aliviar el hambre, las carencias y dolores de nuestro pueblo, pero con total prescindencia de cualquier acuerdo político y evitando las prácticas clientelares con que estas dádivas suelen estar asociadas.

Quedamos a disposición para cualquier aclaración

Pastor Néstor Míguez (Presidente)

Para descargar en formato PDF