IERPino 2018: ¡Aquí estamos, envíanos!

 

Los devocionales y espacios litúrgicos fueron vividos con mucho ánimo y entusiasmo por los y las participantes del encuentro amplio de la juventud de la IERP. Hubo participación de invitados de varios países de América Latina y Caribe. Foto: FLM/Eugenio Albrecht

 

RUIZ DE MONTOYA / Argentina (LWI) – Entre los días 15 y 20 de enero más de 400 jóvenes participaron del XII “IERPino”, el evento que reúne cada tres años a la juventud de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) de Argentina, Uruguay y Paraguay. En esta oportunidad, con el apoyo de la Federación Luterana Mundial (FLM), participaron también representantes de iglesias que conforman la Red de Jóvenes Luteranos en América Latina y Caribe (LAC), entre ellos jóvenes de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Brasil (IECLB), Iglesia Evangélica Luterana de Colombia (IELCO), Iglesia Luterana en Chile (ILCH), Iglesia Evangélica Luterana Unida (IELU), e Iglesia Evangélica Luterana en Surinam (ELKS).

Uno de los objetivos de la Red de Jóvenes Luteranos en LAC es fortalecer, mediante los intercambios, el trabajo juvenil de cada una de las Iglesias. En la evaluación que los propios visitantes hicieron del IERPino, señalaron que la actividad sirvió para que pudieran vivenciar la forma de trabajo que mantiene el Equipo de Coordinación Juvenil (ECOJ), encargado de la organización y ejecución del encuentro, pero además ha sido de fortaleza poder ver y así contar a otros y otras sobre sus propios contextos y modos de ser Iglesia.

“La experiencia del IERPino fue fantástica por varias razones: una de ellas es haber conocido a hermanos y hermanas provenientes de tradiciones diferentes con un hermoso proceso de reflexión en la vida en Cristo” reflexionó Felípe Sepúlveda coordinador juvenil de la ILCH, que puntualizó además que otra cosa que le impresionó fue la gran cantidad de pastores, pastoras, vicarios y vicarias acompañando a los líderes que organizaron al campamento. Por su parte, también hizo hincapié en el método del fondo común: “Me gustó el principio de equidad para que el acceso al campamento significase el mismo gasto para todos y finalmente el tamaño de la IERP y la alegría de sus integrantes”, concluyó.

“No me esperaba algo tan grande, con tantas voces y todas afinadas en el marco de nuestra fe. Es resaltable el trabajo y responsabilidad de los coordinadores para llevar el evento a cabo”, resaltó Nicolás Guanes, miembro de la Comisión Juvenil Sinodal (CoJuSi) de la IELU (presente en Argentina y Uruguay). En ese mismo espíritu, los participantes de la IECLB (Brasil) Letizia Naiverth y Francisco Korb coincidieron que “la participación en el IERPino fue de gran importancia para motivar a otros jóvenes a participar en encuentros en otros países”, dijeron. “Nos llevamos grandes charlas y aprendizajes sobre diferentes culturas y creemos que este tipo de intercambios son muy importantes para poder acercarnos a la realidad de los países de la región”.

Marian Coy y Cristian Bernal, que se encuentran en la Coordinación Juvenil de la IELCO (Colombia), evaluaron señalando que “cada uno de los espacios del encuentro superó expectativas de los participantes y dejó claros aprendizajes, como es el caso del excelente taller de formación, recreación y organización de campamentos, en donde se enseñó la verdadera esencia de la evangelización, utilizando como apoyo el juego y la lúdica” Por otra parte, continuaron, “este campamento también se convirtió en un punto de encuentro entre integrantes de la Red de jóvenes Reformadores y reformadoras de América Latina y el Caribe, pues se afianzaron lazos, contaron las diferentes actividades planeadas o realizadas con los jóvenes de cada iglesia y permitió intercambiar ideas para el fortalecimiento del trabajo en red”, dijeron. Mientras que para la participante de Surinam Shafira Fransman “fue una gran oportunidad para conocer jóvenes de diferentes países y compartir juntos nuestra fe. Estoy agradecida de la cálida bienvenida que me dieron”.

Desde el ECoj indicaron que esperan que estas oportunidades de intercambio continúen y “que los lazos entablados con Iglesias hermanas se sigan afianzando ya que es en el encuentro y en el caminar juntos que nos fortalecemos en fe y acción y nos acompañamos para dar juntos y juntas respuesta al llamado de Dios. ¡Señor, aquí estamos, envíanos!”.

Fuente: Red de Comunicaciones LAC (FLM)

 

Ver galería de imágenes en Facebook



this is default footer data