Jóvenes combinaron actividad física con recolección de residuos

 

El compromiso de los y las jóvenes con el medio ambiente en combinación con actividades físicas. Foto: Romario Dohmann

JARDIN AMÉRICA / Argentina | IERPcomunica – Un grupo de jóvenes de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) juntaron casi veinticinco bolsas de residuos en una actividad que en países europeos se conoce como “plogging” y que combina deportes con cuidado del medio ambiente. El ejercicio lo realizaron el sábado 16 de febrero en un recorrido de más de 30 cuadras en el que se fueron sumando vecinos y vecinas de los barrios.

El objetivo es recolectar la basura de las calles y que se vuelva un habito, sensibilizando sobre la problemática ambiental y que no es cuestión de esperar que el Estado se ocupe, sino de cada uno y cada una puede tomar la iniciativa y ser proactivo. De ese modo, se logra combinar deportes como correr, caminar andar en bicicleta; con la recolección de residuos y la limpieza de los espacios públicos. Quienes participaron señalaron que al ser algo nuevo, alguna gente lo ve como “raro”; sin embargo, de a poco se fueron animando y se fueron sumando. Por otra parte, fue muy valioso el aporte y la ayuda de personal de limpieza de la Municipalidad local.

El programa del pasado sábado fue acompañado por el Coordinador Juvenil General del IERP Romario Dohmann, que señaló que “hoy mismo me escribieron de Eldorado que quieren hacer lo mismo, así que armaremos allá algo similar en unas avenidas y sobre el río Paraná en conjunto con alguna institución civíl”. De la misma manera, indicó que la intención es hacer lo mismo en  Aristóbulo del Valle, Montecarlo y Ruiz de Montoya. La dinámica es simple: “al salir a caminar o correr llevas una bolsa y vas juntando y lo dejas al final del recorrido en el primer cesto de basura”, resumió Dohmann.

Esta actividad surgió en Suecia en 2016 y en algunos países es conocida como “plogging”, hace referencia a los y las deportistas que salen con frecuencia a lugares públicos o parques a trotar pero que además llevan consigo guantes y bolsas de basura para recoger todo el desperdicio encontrado durante el recorrido. Durante la jornada del sábado, los y las jóvenes se encontraron con personas que ya lo realizan en la vida diaria, tales como Don González en Jardín America, que cada día al ir al trabajo lleva su bolsa, así también en Montecarlo un grupo de vecinas lo suele hacer por las tardes al salir a caminar.



this is default footer data