Jóvenes de Entre Ríos celebraron campamento destacando la “unidad en la diversidad”

 

Foto grupal del campamento de verano del Distrito Entre Ríos de la IERP que aglutinó a 55 participantes de las diversas comunidades bajó el tema “unidad en la diversidad”.

CRESPO / Argentina | IERPcomunica – Con el tema “Unidad en la diversidad” y el texto bíblico “Aménse los unos a los otros, como yo los he amado”, unos 55 jóvenes de las comunidades del Distrito Entre Ríos de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata celebraron su campamento distrital en entre el 17 y el 19 de enero en el Centro Juvenil Distrital ubicado en la ciudad de Crespo. Los participantes contaron con el apoyo de varios laicos y el acompañamiento del pastor Waldemar von Hof, Ministro Asesor del Distrito Entre Ríos.

El encuentro se planificó desde el mes de noviembre por parte de la Comisión Juvenil Distrital con un nuevo formato, más dinámico y con más juegos y representaciones. La apertura se dio a través de una actividad en la que fueron divididos por países, siendo que al final logran hallar entre todos y todas una Wiphala, compuesta por colores y que representa la unidad en la diversidad. Este símbolo acompañó todo el campamento, junto a un lienzo que representaba una pintura rupestre en la que cada joven marcó su mano y escribió su nombre.

En uno de los juegos, la Comisión Juvenil representó la conquista de América y de qué manera se podría haber trabajado juntos entre los españoles y los habitantes originarios. La dinámica finalizó con un baile que tuvo como música la canción “iguales” de Diego Torres. Parte del trabajo consistió en el armado de un rompecabezas de colores, en el que cada pieza tenía una parte de la canción: “a todos se nos quiebra la voz, en todos hay un poco de Dios; yo soy igual a ti, tú eres igual a mi y es uno solo el amor”. La letra de la canción fue otro de los elementos que acompañó todo el encuentro.

La temática fue  guiada por Alicia Wagner, catequista y estudiante de teología, e Iris Bender, catequista y profesora de historia. Ambas trabajaron de manera muy dinámica, con muchos juegos y dinámicas por grupo. Ambas tomaron la apertura del tema, reivindicando cada cultura observando la diversidad, tema que fue trabajado con bastante detenimiento. Entre otras actividades, realizaron un “muro de la diversidad”, a través de los dones y las “inteligencias múltiples” de cada participante. En ese mismo aspecto, no solo se destacó las diferentes capacidades e inteligencias de cada participante, sino la manera de potenciarlas.

El aspecto bíblico fue abordado a través de personajes bíblicos del Antiguo y Nuevo Testamento, resaltando el don y la inteligencia de cada uno de ellos y el propósito de Dios a través de su testimonio, resaltando el concepto de identidad, en tanto que cada uno es hijo e hija de Dios, que luego se va forjando a partir de diferentes búsquedas. La conclusión del tema fue tomada por el pastor von Hof durante el culto de cierre del campamento. Además hubo talleres de lenguaje de señas, coordinado por Liliam Dalinger, folclore, guiado por Pamela Ruppel y yoga llevado a cabo por el pastor Waldemar von Hof. Entre tanto, los juegos estuvieron a cargo de Sofía Schenhals y Natali Rodriguez, ambas integrantes de la Comisión Juvenil Distrital. Desarrollaron juegos diversos y que llamaron la atención de los y las participantes.

Los devocionales estuvieron a cargo de las comunidades, que los fueron desarrollando a su tiempo cada uno de ellos. Una de las actividades que sorprendió a la Comisión Juvenil fue la fiesta temática, donde el tema era “Rock and Roll”, en la que los y las participantes se sumaron de muy buen grado y se divirtieron. Esta actividad tuvo como objetivo mostrar que en la iglesia es posible divertirse, sin dañar y sin tomar alcohol.

En el cierre del campamento construyeron una cruz, donde cada participante tuvo la oportunidad de pintar una porción de madera, con la que se fue armando la cruz a modo de rompecabezas. La cruz fue mostrada como cierre del campamento y símbolo de la diversidad, enfatizando en que “cada no es parte, así como cada pedazo del rompecabezas forma la cruz”, en el sentido de que “todos somos llamadas por el Espiritu Santo a estar unídos por y para el Reino de Dios”, indicó Daniela Schenhals co- coordinadora juvenil distrital, que además se manifestó muy satisfecha con el campamento, “lo disfruté mucho y creo que los chicos también, vamos progresando como equipo en cada actividad que hay, siempre con el eje central en que nuestros jóvenes puedan disfrutar, aprender y conocer a Dios de diferentes maneras, estando en comunión con los y las demás”, finalizó.



this is default footer data