La Comunidad de Basavilbaso festejó los 90 años de su templo

 

 

El culto de gratitud fue celebrado con el templo colmado y con participación de varias comunidades y vecinos de la ciudad. Foto ilustrativa: Comunidad de Basavilbaso IERP.

BASAVILBASO / Argentina | IERPcomunica – El templo “San Juan” de Basavilbaso de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) cumplió 90 años y la comunidad lo celebró este domingo 24 de junio con un culto de gratitud y un almuerzo compartido. La predicación estuvo a cargo del Pastor emérito Juan Pedro Schaad. Durante la celebración participó el coro de la IERP de Urdinarrain, además del coro local Magnificat, que actuó a la hora del almuerzo. Hubo momentos de mucha emoción y recuerdos, uno de ellos se dio durante la proyección de fotografías que reflejaban las diferentes etapas de la comunidad.

“Fue un encuentro de celebración y de gratitud”, señaló Betina Wagner presidente de la Congregación Evangélica San Antonio (CESA), de la cual Basavilbaso forma parte. Wagner detalló que esa comunidad tiene una conformación bastante especial en la que los laicos tienen mucho protagonismo, debido a que en un principio funcionó sin la presencia de un pastor en el lugar. “Si me preguntás por una evaluación, creo que es más que satisfactoria; la celebración en sí, las visitas, el almuerzo” indicó y continuó “siempre este tipo de aniversarios genera un clima especial, desde la misma organización, en tanto planificar, pensar, reunirse antes para que todo salga bien… hubo mucha manos, que dedicaron mucho tiempo para hacerlo”.

Betina Wagner todavía reflexionó que “fue muy lindo ver la emoción que vivieron sobre todo las personas mayores, cuando se veían reflejadas en la historia de la comunidad”, indicando que “esto se vio en la proyección de fotos, en blanco y negro desde sus comienzos y el modo como fue avanzando y construyéndose, tanto lo edilicio, como las actividades”. Según Wagner, “esos son recuerdos que nos forman como comunidad”. La presidenta señaló todavía que en la CESA es bastante frecuente la celebración de los aniversarios, “justamente porque nos hace bien y nos hace pasar un lindo momento”. Por ultimo, agradeció “a todas las persona que colaboraron, tanto en la celebración como en el almuerzo, a los coros que participaron, al pastor Juan Pedro y a la pastora Stella Maris Frizs y sobre todo a Dios, que nos acompañó en todo momento, dándonos un hermoso día, para que todo salga bien”, finalizó.

El pastor emérito Juan Pedro Schaad, que en la década de 1970 fue pastor de esa congregación, estuvo invitado y tuvo a cargo el mensaje, en el que habló del miedo y las turbulencias, que muchas veces hay que enfrentar. Esto también lo relacionó a la comunidad de fe a lo largo de los años, dejando un mensaje alentador, en el sentido de que no es tan malo tener miedo y que Dios es quien calma las tempestades.