La Congregación Misiones Centro celebró 30 años

Durante el culto en la Comunidad de Jardín América. Foto: Sonia Hoffmann

 

 

JARDÍN AMÉRICA / Argentina | IERPcomunica – La Congregación Evangélica Misiones Centro de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) celebró el domingo 30 de abril sus 30 años. Lo conmemoraron a través de un culto comunitario, un almuerzo, una muestra fotográfica, entre otras actividades.

La Congregación Evangélica Misiones Centro, que tiene su sede en Jardín América, pero está integrada por varias comunidades del Centro de la Provincia de Misiones, celebró este domingo 30 de abril los 30 años de la obtención de su personería jurídica y los 48 años de la celebración del primer culto en la región. La actividad se desarrolló con muy buena asistencia de las comunidades. Además de la pastora local Aurelia Schöller, estuvieron presentes el Pastor de la Iglesia Evangélica Suiza Hilario Tech y el Pastor Distrital de Misiones Waldemar von Hof.

«Fue muy lindo el culto, porque los niños entraron cantando y asímismo salieron cantando, además de participar durante el culto», evaluó la pastora Aurelia Schöller, quien además indicó que «la participación en el culto fue numerosa, como hacía bastante tiempo no ocurría en la comunidad». Sobre la secuencia del día, Schöller dijo que luego del culto se realizó una presentación cultural en el salón de la Iglesia, espacio en el que todos los asistentes cantaron. Esto fue evaluado por la Ministra como un momento muy emotivo, amén de que se realizaron juegos comunitarios. Luego del almuerzo, preparado de manera muy especial para la fecha, los niños y jóvenes participaron de juegos, tanto al aire libre como en el salón «se formaron grupos para responder preguntas generales y de la Biblia, de tal manera que a las 15:30 horas aún no se había cortado la torta que se había preparado para conmemorar el aniversario», puntualizó Schöller.

Sobe el espíritu de la jornada, la pastora Aurelia Schöller todavía dijo: «el ambiente que había era muy emotivo, sumando al hecho de que los mayores, algunos de ellos que habían estado presentes en el primer culto hace 48 años, pudieron sacarse una foto» «Fue una fiesta como hace mucho tiempo no ocurría, pero especialmente fue llamativo para la gente, porque había una integración muy buena y se notaba que estaban felices de estar juntos», dijo y finalizó evaluando que «la fiesta significa una nueva etapa de la Congregación, con desafíos grandes porque se ha logrado que los niños, mujeres jóvenes y personas adultas, participen y por primera vez las personas mayores no estuvieron atrás cargando con el trabajo».

Durante la jornada se expuso un mural fotográfico de las familias que pertenecen a la comunidad. En ese espacio se expusieron varias fotos de la primera iglesia de madera, así como datos y fechas de la comunidad. Por otra parte, cada persona que participó de la celebración recibió a la entrada del culto un pañuelo con el sello de la IERP, lo cual le dio una pertenencia y una visión muy especial al momento del culto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *