La FAIE organizó un panel sobre “evangélicos en la actual coyuntura nacional”

 

El Premio Nóbel de la Paz Adolfo Perez Esquivel dialogó con la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) sobre la realidad del continente y las perspectivas del presente y futuro. Foto: FAIE

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – Con el tema “Justicia y paz”, este viernes 28 de junio de 2019 se realizó un panel con propuestas en torno a la participación de los evangélicos en realidad política argentina. El encuentro fue convocado por la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), contó con el apoyo de la Pastoral Social Evangélica y tuvo la participación del Premio Nóbel de la Paz Adolfo Perez Esquivel, que realizó un análisis de la realidad continental y presentó propuestas para el diálogo y la unidad.

En su análisis el Premio Nóbel Perez Esquivel se mostró sumamente preocupado por el avance de lo que se está denominando “Lawfare”, que el propio Esquivel llamó “Plan Cóndor 2”, a través del cual “los Estados Unidos acusa a los gobiernos y dirigentes latinoamericanos de corruptos, para así imponer políticas y dirigentes que respondan a sus intereses imperialistas”, analizó. En ese mismo sentido, señaló que el “lawfare” es una herramienta que se sirve de campañas mediáticas y judiciales financiadas, que tienen como único fin desprestigiar a líderes del continente ligados al campo popular.

Al profundizar sobre las consecuencias del manejo y la manipulación mediática, utilizó una imagen de la agricultura: “lo peor que hay es el monocultivo de las mentes, porque tienen como tóxico la propaganda que condiciona a las personas”, dijo. Al analizar el rol de los evangélicos y luego de que el panel mencionara el acompañamiento de muchas iglesias evangélicas a políticas conservadoras y de negación de derechos, citando como ejemplo a Brasil, donde favoreció el acceso de Bolsonaro al gobierno, el Nóbel fue contundente: “Hay que general consciencia crítica y no dejarse iluminar por los grande medios… cada uno de su posición debe asumir su responsabilidad por las opciones que asume como cristiano y como cristiana”.

Al finalizar, Perez Esquivel compartió el documento “Propuestas para el diálogo para la unidad en la diversidad”, que junto a Nora Cortiñas están presentando en diferentes espacios sociales y políticos por lo que consideran es un “desafío recuperar la República, hoy profundamente dañada en sus instituciones como el Poder Judicial y otros organismos del Estado Nacional y provinciales”.