La IERP condena la agresión militar a Siria

 

Todos los días cientos de personas huyen de Siria a causa de la violencia y la guerra. La IERP condenó la agresión que están sufriendo por parte de la coalición entre Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

BUENOS AIRES /Argentina | IERPcomunica – La Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) condenó la agresión militar que Siria viene sufriendo por parte de la coalición formada por Estados Unidos  de  Norteamérica,  el  Reino  Unido  y  Francia  desde el pasado 14 de abril. La declaración de la IERP se basa en que no existen argumentos para ese tipo de acción, además de darse unos días antes de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) investigue la existencia o no de  armas  químicas  que  presuntamente  fueron  utilizadas  por  el  Estado  sirio  contra  su población civil.

A través de una carta, que lleva la firma del Pastor Bernardo Spretz, Vice Presidente de la IERP en ejercicio de la Presidencia, la Iglesia condenó fuertemente la agresión que Siria sufre en los últimos días. En la declaración, la IERP  manifestó coincidir con lo que señaló el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), que el 16 de abril dijo«una paz justa y sostenible para todos los sirios solo puede lograrse a través de una solución política». Según el Vicepresidente de la Iglesia, las acciones militares «lo único que hacen es desestabilizar aún  más la zona y crear más confusión en la opinión pública internacional sobre lo que sucede en Siria».

La condena que la IERP realiza a las agresiones también cita las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en las que se refleja que «en los últimos 7 años en Siria se estima que han muerto más de 400.000 personas y otras 5 millones han huido del  país  de  manera  forzada  constituyéndose  en  uno  de  los  mayores  éxodos  en  la  historia reciente». Reforzando una vez más la comprensión de que «la solución no es más muerte y dolor a través de una guerra que lo único que hace es beneficiar a los históricos hacedores de la guerra». Al mismo tiempo, la IERP animó «a  todos los  actores con  poder de decisión e influencia  sobre  la situación a colaborar en la construcción de una paz justa y sostenible en base a la dignidad de los seres humanos y al respeto por la soberanía de los estados»

Leer aquí el documento completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *