Liturgia para el Primer Domingo de Adviento 2018

 

Culto primer domingo de Adviento (2 de diciembre de 2018)

Preparado por las mujeres del Distrito Uruguay

“El Señor mismo les va a dar una señal”

Si desea puede DESCARGAR EL ARCHIVO

(Sugerimos que los elementos del altar -cruz, Biblia, corona de Adviento, flores…- no estén presentes al inicio de la celebración o que estén tapados. En un momento se los presentará y/o descubrirá como señales de Dios en medio nuestro)

Guía: ADVIENTO, Dios que viene a nuestro encuentro; tiempo que cada año revivimos y que es necesario redescubrirlo. Adviento, Dios que viene a nuestro encuentro, que quiere caminar junto a nosotros, que quiere compartir la alegría y el llanto.

Canto: Hace tiempo tu presencia (Canto y Fe 280)

Guía: ADVIENTO, Dios que viene a nuestro encuentro, ¿dónde está que no lo vemos?

(a medida que se nombran los elementos que forman parte del altar pasa alguien a ubicarlos. La guía puede describir cada señal de la presencia de Dios, o cada uno de los que traen los elementos)

+ La cruz: esa mano amiga que viene del cielo, para abrazarnos cada día

+ La Biblia: con sus historias de gente común, como nosotros, que caminaron confiadas en la protección de Dios

+ La Corona de adviento: que cada año nos vuelve a recordar que Dios quiso caminar en la tierra, renovando la vida

+ Las velas: luces que se abren paso en medio de la oscuridad (encender la primera vela)

+ Flores y chirimbolos/adornos de navidad: que nos hablan de la alegría, de la vida, de la creatividad.

+ El mate: el compartir con otros, la reflexión profunda, el soñar un mundo nuevo

(Invocación) ¿Dónde está Dios que no lo vemos? Dios se hace cercano regalándonos bendiciones y consuelo cada día; haciéndose uno de nosotros en Jesús para caminar junto a las mujeres, los niños, los necesitados; soplándonos aire nuevo lleno de esperanza, alegría y vida. Amén

 

Confesión: (mientras se lee la oración, colocar en el altar papeles negros/grises que simulen manchas, con aquellas situaciones que hablan de no-vida, como que Dios no estaría en medio nuestro. Por ejemplo: femicidios y violencia generalizada, las consecuencias de la crisis política y económica, el no cuidado de la Creación, el mal uso de los medios de comunicación…)

No obstante, los seres humanos no ayudamos mucho para que Dios sea visto como Emmanuel, Dios con nosotros: visible, palpable, cercano, compañero. Aunque tenemos esperanza de algo mejor, aunque queremos que las cosas sean diferentes. Muchas veces nos quedamos en buenos deseos y sueños. Tal vez porque quisimos hacer las cosas solos, sin tu impulso, sin tu guía, sin tu compañía…

Ven, Señor porque no hemos hecho las cosas del todo bien…

Ven a saciar nuestras hambres;  ven a curar nuestras llagas,

ven a aliviar nuestras cargas; ven a limpiar nuestro barro,

ven a encender nuestras lámparas; ven a colmar la esperanza.

Ven, Señor, a salvarnos.

Ven a llenar el vacío; ven a alegrar la tristeza,

ven a vestirnos de fuerza; ven, Señor, a salvarnos.

Ven a quitar el pecado; ven a romper las cadenas,

ven a ahuyentar las tinieblas; ven, Señor, a fortalecernos

Sálvanos de tal manera que lleguemos a ser también nosotros

Adviento, Dios que viene a nuestro encuentro, que quiere caminar junto a nosotros, que quiere compartir la alegría y el llanto. Amén (Basado en Adviento 2012, Iglesia Reformada Peniel)

Absolución: (Colocar sobre las manchas grises/negras, un poco de color –estrella, flor, vela hechas en papel-: Dios está en medio nuestro)

Salmo 25,4-10.1-2

Señor, dame a conocer tus caminos, ¡Enséñame a seguir tus sendas!
Todo el día espero en ti;¡enséñame a caminar en tu verdad,

pues tú eres mi Dios y salvador!
Recuerda, Señor, que en todo tiempo me has mostrado tu amor y tu misericordia.
Tú, Señor, eres todo bondad. Por tu misericordia, acuérdate de mí;
pero olvídate de que en mi juventud pequé y fui rebelde contra ti.

El Señor es bueno y recto; por eso enseña a los pecadores el camino.
El Señor muestra su camino a los humildes, y los encamina en la justicia.
Misericordia y verdad son los caminos del Señor

para quienes cumplen fielmente su pacto.

A ti, Señor, elevo mi alma. Eres mi Dios, y en ti confío.

Canto: Gozo del mundo (Canto y Fe 40)

Oración de colecta:

Dicen que Adviento es saber esperar.

Yo prefiero decir que Adviento es saber sentir.

Adviento es la capacidad de percibir

que algo empieza a cambiar,  que algo está por suceder,

que las cosas van a ser diferentes, que lo nuevo se está anunciando…

Por eso es un tiempo de tensión pero a la vez de alegría y de fiesta,

porque aquello que largamente se anhelaba

se está acercando, se empieza a manifestar.

Dios se llega a la humanidad, Dios se hace gente,

Dios se hace igual, y arma su tienda en la tierra, haciéndola tierra de todos.

(Rvdo. Gerardo Oberman)

Lecturas: Lucas 21,25-36

»Habrá entonces señales en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra, la gente se angustiará y quedará confundida por causa del bramido del mar y de las olas. El miedo y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra hará que los hombres desfallezcan, y los poderes celestiales se estremecerán. Entonces verán al Hijo del Hombre venir en una nube, con poder y gran gloria. Cuando esto comience a suceder, anímense y levanten la cabeza, porque su redención estará cerca.»

También les contó una parábola: «Fíjense en la higuera y en todos los árboles. Cuando ustedes ven que brotan sus hojas, pueden saber que ya se acerca el verano. De la misma manera, cuando ustedes vean que todo esto sucede, podrán saber que ya se acerca el reino de Dios. De cierto les digo, que todo esto sucederá antes de que pase esta generación. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. 

»Pero tengan cuidado de que su corazón no se recargue de glotonería y embriaguez, ni de las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no les sobrevenga de repente. Porque caerá como un lazo sobre todos los que habitan la faz de la tierra. Por lo tanto, manténganse siempre atentos, y oren para que se les considere dignos de escapar de todo lo que habrá de suceder, y de presentarse ante el Hijo del Hombre.»

1 Tesalonicenses 3,12-13

Y que el Señor los haga crecer y aumente el amor entre ustedes y hacia los demás, así como también nosotros los amamos a ustedes, para que se fortalezca su corazón y sean ustedes santos e irreprensibles delante de nuestro Dios y Padre, cuando venga nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

Canto: Alzaos oh puertas (Culto cristiano 2)

Reflexión: Isaías 7,1-14 (hoja aparte)

Canto: No tengas miedo (Canto y Fe 204)

 

Oración final: (oración en conjunto, preparada previamente por el grupo que llevará a cabo la celebración o en el momento de la celebración junto a la comunidad. Realizar tarjetas con formas de estrellas, velas, campanas –elementos navideños-. La idea es recoger aquellas señales de vida que posibilitó Jesús, señales que nos hablan de la presencia de Dios en nuestro día a día, señales que son necesarias profundizar y en algunos casos fomentar, señales que requieren de nuestro compromiso. Ejemplo: la mujer más allá de las tareas del hogar, los niños pudiendo expresarse, las personas con discapacidad siendo parte de la sociedad, minorías alzando su voz.)

Padrenuestro:

Bendición: Que Dios nos bendiga con el don de su justicia,

para abrir caminos nuevos proclamando la buena noticia de su llegada.

Que Dios nos bendiga con el don de su paz,

para alimentar la esperanza de un mundo nuevo cuyo nombre es solidaridad.

Que Dios nos bendiga con el don de su amor,

para defender la vida que tenemos y la que está viniendo,

como una pequeña luz en medio de la oscuridad. Amén (Amós López)

 

Anuncios. Ofrenda (destinada al trabajo de la Comisión de Promoción de la Mujer y al Equipo de Coordinación Juvenil, ambos de la IERP)

 

Canto: Todos los días nace el Señor (Canto y Fe 9)



this is default footer data