Los derechos en la niñez fue el tema del campamento de niños y niñas de la CEABA

 

Durante un espacio de juego y recreación del campamento de niños y niñas de Baradero. Foto: Marisa Stehle

BARADERO / Argentina | Con el tema «derechos en la niñez», más de 150 niños y niñas de la Congregación Evangélica Alemana en Buenos Aires (CEABA) de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP), participaron los días 14 y 15 de septiembre del campamento que se realizó en el Hogar Germán Frers. El tema fue abordado desde el aspecto bíblico a partir del texto de 1 Corintios 12, con énfasis en que todos somos una parte del cuerpo, por lo tanto cada persona debe ser respetada tal como es es, necesita y puede dar. Hubo mucho tiempo para compartir, espacio para disfrutar del parque y para la recreación. La temática prestó especial al derecho a la recreación al tiempo libre, así como el derecho a la igualdad, que los niños y las niñas deben tener.

Favoreció su buen desarrollo un equipo importante de colaboradores y colaboradoras, entre catequistas, ayudantes, voluntarios y voluntarias (locales y alemanes), coordinado por el Pastor Javier Gross. En ese mismo sentido, el campamento fue evaluado como un espacio de enriquecimiento y con mucho tiempo para compartir. «Se nota que se está trabajando una dinámica nueva, porque hay niños más pequeños que antes con lo que se refuerza la idea de tener un espacio de pre adolescentes, lo que se va a ir consolidando para el año que viene», evaluó el Pastor Peter Rochón que junto al pastor Gross estuvieron a cargo del encuentro. En lo que respecta a la vivencia, Rochón destacó que disfrutaron del espacio verde y del aire libre, que «para los niños y las niñas de la ciudad en algunos casos es algo extraño, que no tienen donde correr o trepar un árbol», sintetizó.

En su evaluación personal, el pastor Gross destacó en que hay un proceso de trabajo en equipo con las y los catequistas, que inició en marzo con el taller que se realizó en la parroquia Belgrano y luego en agosto en Olivos, lo «que se notó mucho en el campamento de Baradero y está logrando, entre otras cosas, que se sumen muchas personas para colaborar en este tipo de actividades». Hubo personas de las comunidades que ayudaron y voluntarios que ayudaron en la logística, juegos, cocina, limpieza, cuidado, etc,. El campamento de niños es una actividad que se realiza desde hace varios años y que todos los años incorpora elementos y permite que personas de diferentes espacios colaboren y participen.

La actividad concluyó el día domingo con un culto como una de las actividades en las que continuó trabajándose la temática de todo el encuentro. El campamento arrojó que hubo un crecimiento de participación, lo que indica que los grupos están trabajando día a día y hoy por hoy, todos los grupos vienen siendo sostenidos por catequistas. El encuentro fue posible gracias al aporte de la Fundación Hora de Obrar que realizó un aporte generoso que posibilitó cubrir los costos del transporte, lo que abarató el fondo común del campamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *