Lunes 30 de agosto

Los profetas Hageo y Zacarías hijo de Idó comunicaron a los judíos de Judá y Jerusalén los mensajes que habían recibido de parte de Señor, el Dios de Israel.

Esdras 5,1

El pueblo judío se encuentra en una etapa muy crítica de su historia: el exilio en Babilonia ha finalizado y por decreto de Ciro, rey de Persia, se permite el regreso de los judíos a Jerusalén con la orden de Dios mismo de reconstruir el templo de Jerusalén, símbolo religioso de la identidad del pueblo. Pero la realidad es que llevar esto a cabo conlleva un sinfín de dificultades que son descriptas en los libros de Esdras y Nehemías. La reconstrucción del templo de Jerusalén es una gran obra que el pueblo tiene por delante en la cual cuenta con mucha resistencia por parte de los pueblos vecinos y aquellos que no han sido forzados al exilio sino que han quedado. Por eso, la reconstrucción del templo tiene varias etapas, épocas en las cuales se puede construir y épocas en las cuales toda la obra queda parada. Los versículos que nos acompañan en este día cuentan cómo, por orden de Dios a través de sus profetas Hageo y Zacarías, el pueblo retoma la obra de la reconstrucción del templo.

Una de las inquietudes y preguntas que me acompañan en mi vida como creyente es saber y entender qué es lo que Dios quiere de mí. Creo que esta pregunta nos acompaña siempre en nuestra vida de fe. A veces es más claro identificarlo, a veces más difícil. Muchas veces le he pedido a Dios en oración que me dé una señal para que yo pueda entender sus caminos. A veces he tenido la fortuna de descubrirlo con facilidad y otras veces me ha costado. Los profetas Hageo y Zacarías comprendieron en un determinado momento que era voluntad de Dios seguir con el proyecto de la reconstrucción del templo. En este día pedimos a Dios que nos dé claridad para entender cuáles son sus planes para nosotros, cuáles son las obras dónde él nos pide que continuemos a pesar de las posibles resistencias.

Sonia Andrea Skupch

Esdras 5,1-17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *