Lunes 4 de febrero

¿Vamos a seguir pecando…? ¡Claro que no!

DESCARGAR EL AUDIO

Romanos 6,1-2

¿Podemos señalar con el dedo acusador?

¡Claro que no!

¿Hay que seguir construyendo muros que separan?

¡Claro que no!

¿Hay que vivir pensando en uno mismo, en una misma? ¡Claro que no!

¿Debemos acompañar políticas de exclusión?

¡Claro que no!

¿Podemos ponernos en la vereda de enfrente de los derechos huma-nos? – ¡Claro que no!

¿Podemos aplaudir las economías neoliberales que ignoran a quienes más necesitan? – ¡Claro que no!

¿Nuestras teologías son mejores que otras? – ¡Claro que no! ¿Hay que imponer los valores de la fe por sobre las opciones de

otras personas? – ¡Claro que no!

No es posible seguir pecando, como si nada, como si Cristo no hubiese dejado huella

en nuestras vidas, marcando actitudes,

influyendo decisiones, acompañando las elecciones que a diario vamos haciendo

y que nos definen como hijas e hijos de Dios.

¡Claro que no!

Y no se trata de cumplir con algunos rituales o de limitarnos a repetir algunas tradiciones o a memorizar algunos textos. ¡Claro que no!

Se trata de vivir como Jesús vivió,

de pensar como él pensó, de obrar como él obró, de amar como él amó, de servir como él sirvió. ¡Claro que sí!

Gerardo Oberman

 

Romanos 6,1-11