Martes 19 de noviembre

 

El día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Mateo 24,36

Jesús dijo de manera clara y enfática que nadie sabe el día y la hora en que él regresará, a excepción de su Padre celestial. El retorno de Jesucristo está cerca, a la puerta, como un ladrón en la noche. Él puede venir a través de la puerta en cualquier momento. Pero vamos a dejar muy claro, Nadie sabe el día ni la hora.

La historia está llena de personas que creen saber más que Jesús. El ayer no fue la excepción, y habrá más que van a salir del armario antes del regreso de Cristo. Dios el Padre no dejó la puerta entreabierta para algunos arrogantes estudiantes de la Biblia con una calculadora o una computadora o algún código de la Biblia a través de los cuales quieren revelar la fecha del regreso de Jesús. Enfáticamente dijo: Nadie sabe el día ni la hora cuando volveré. Sólo el Padre lo conoce, y ha optado por no revelar el día ni la hora.

Jesús declaró que ni aun los ángeles que están en el cielo, saben la fecha o la hora del regreso de Jesús. El tiempo de la venida de Jesús ni siquiera se discute en el cielo. La idea más sorprendente en la declaración de Jesús es que ni “el Hijo” sabe la fecha de su regreso.

Nos queda sólo orar por su venida, y se nos manda a velar continuamente para estar despiertos cuando se haga realidad la venida de Cristo.

Carola Christ y Sebaldt Dietze

Mateo 24,32-44

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *