Martes 21 de febrero

 

 

Pero sólo una cosa es necesaria y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

Lucas10,42

Las mujeres juegan un papel importante en el ministerio de Jesús. En los evangelios encontramos muchos relatos de sus encuentros con ellas. El día de hoy nos propone reflexionar sobre la historia de María y Marta. Imagino que Marta estaría  preocupada por todo lo que implica recibir a alguien en su casa. Tener todo reluciente, ofrecer lo mejor, agasajar con las comidas a esa visita. Todas estas tareas seguramente la tendrían preocupada “por todo lo que hay que hacer”. Como mujeres, muchas veces sentimos que estamos sobreexigidas en cuanto a lo que debemos ser: “buenas madres”, “tener la casa en orden”, “ser una buena compañera para la pareja” y si trabajamos, que todo lo anterior no se descuide por la actividad laboral: la doble jornada laboral que cargamos las mujeres. Jesús le responde a esa enojada Marta: “Sólo una cosa es necesaria, María ha escogido la mejor parte y nadie se la va a quitar”. La reflexión del día de hoy es justamente prestar atención a esas palabras de Jesús “sólo una cosa es necesaria”, que podamos buscar lo que nos hace sentir bien, sin dejarnos arrastrar por lo que se espera, por los prejuicios.

Señor: que tanto varones como mujeres podamos desarrollar nuestra vida plena sin las ataduras de los estereotipos. Amén

Marina Rodríguez

Lucas 10,38-42

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *