Martes 3 de junio

 

 

Pablo y Bernabé, hablando con valentía, les contestaron:

—Teníamos la obligación de anunciar el mensaje de Dios en primer lugar a ustedes, que son judíos; pero ya que ustedes lo rechazan y no se consideran dignos de la vida eterna, nos iremos a los que no son judíos. Porque así nos mandó el Señor, diciendo:

“Te he puesto como luz de las naciones, para que lleves mi salvación hasta las partes más lejanas de la tierra.”

Hechos 13,46 y 47

 

Seguramente usted, querido lector, sabe que los incas tenían “chasquis”. Eran personas que corrían con velocidad grandes trechos para llevar una noticia. Hasta llevaban pescados del mar a grandes distancias al interior de su tierra, ¡y éstos llegaban frescos!

El párrafo propuesto para la lectura de hoy relata uno de los momentos históricos más importantes en la divulgación del Evangelio de Jesucristo: Pablo decide dedicarse a los “paganos”, o sea, a los “no judíos”, porque los judíos se cerraban al mensaje de la salvación.

Sucede que cuando algunas personas se aferran demasiado a la tradición o sólo admiten lo que siempre conocieron o lo que ellos opinan, Dios decide tomar otros caminos, pero su mensaje llega.

Sabemos que no debemos ni podemos prescribirle a Dios qué camino él debe tomar, pero podemos ponernos a disposición de él para servirle de “chasquis” y llevar el Evangelio en nuestra vida, en nuestra boca, en los hechos.

Para lograr esto debemos dedicarnos con fe y alegría todos los días a conocer un poco más de ese Evangelio tan profundo y emocionante, y tratar de llevarlo en nuestra mente. Es como aprender un idioma: todos los días una palabra más e incorporarla a nuestra vida.

¿Puede ser que para ti también llegó el momento histórico en el que dejes de saber mejor que Dios lo que él tiene preparado para tu vida y te conviene?

El Evangelio de Jesús va más allá de nuestras propias ideas. Nos muestra que la justicia de Dios se basa en el amor y nos enseña que sirviendo a otros llegamos a ser felices.

Winfried Kaufmann

Hechos 13,26-43

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *