Martes 6 de abril

Pero Jesús les dijo: “¿Por qué están asustados? ¿Por qué tienen esas dudas en su corazón?”

Lucas 24,38

Vuelvo en el subte y veo cómo los chicos están repartiendo estampitas, cuando deberían estar durmiendo o en la escuela. Veo a un señor a la salida de la escalera con olor a pis y la gente que no lo registra al pasar. Veo a una mujer apurando el paso porque es de noche y tiene miedo. Y me indigno. Y me pregunto: ¿dónde está Jesús, no lo veo?

Dudo mucho de su presencia y no creo ser la única. Pero me permito dudar, porque creo que si afirmamos algo sin si quiera cuestionarlo, probablemente no sea verdad. Y en esos momentos, en los que más dudo, algo en mi corazón se enciende y me da fuerzas. Y sé que ese es el camino, que no me asuste porque Dios me va a acompañar. En el amor al prójimo y a nosotros mismos encontramos el amor de Dios. No nos aflijamos y salgamos al encuentro porque está entre nosotros.

Hoy es un día de alegría, celebramos que Cristo está presente entre nosotros. Entre los más necesitados, en un desconocido, entre nuestros amigos y hermanos, pedimos por ellos y por nosotros, para que nos dé fuerza para seguir anunciando la palabra de Dios.

Angie Denise Stähli

Lucas 24,36-49

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *