Martes 8 de diciembre

El Señor anuncia esto hasta el extremo de la tierra: “digan a la ciudad de Sión que ha llegado ya su salvador. El Señor trae a su pueblo después de haberlo rescatado.”

Isaías 62,11

El Señor anuncia a todo aquel que quiera oírlo que ya ha llegado para salvarnos. Dios comprueba que la ley de su reino es la salvación para los que sufren porque todavía existe mucha injusticia y maldad alrededor de nosotros.

La salvación de Dios es la presencia de lo que Él hace. Cuando Él se mueve se nota, siempre hay algo diferente. Él está haciendo algo nuevo en medio de nosotros. Dios no está lejos de los pobres, enfermos y marginados. Dios es compañero de camino y mesa. Dios es amor poderoso que se hace compañero de los dolientes. Dios nos recuerda que no estamos solos, que Él no permitirá que los que están haciendo la guerra nos aplasten. El Señor es celoso de sus hijos, Él es un pastor que cuida de su rebaño, está ahí para levantarnos y salvarnos.

Señor, gracias por tus palabras y por tu fidelidad. Te pedimos por todos los que aún no han atendido a tu anuncio para que hoy puedan abrir su corazón y puedan recibirte como su Señor y su Salvador. Amén.

Gladis Gomer

Isaías 62,1-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *