Martes 9 de octubre

 

Ayúdense entre sí a soportar las cargas, y de esta manera cumplirán la ley de Cristo.

Gálatas 6,2

 Decargar el audio

 

Al leer este versículo viene a mi mente el nombre de una mujer quien se acercó a mí cuando estaba enfrentando la muerte de mi esposo. Ella dijo: Amalia, no sé qué decirte, sólo quiero que sepas que te quiero mucho…Ya pasaron 10 años, y sigo recordando esas palabras… palabras que me hicieron sentir amada y aliviaron mi carga.

¡Cuánto poder hay en el amor, cuánta compasión brota de un corazón colmado de él! El amor refleja la presencia de Dios en la vida de quien lo vive y lo practica. No en vano Jesús dijo: Ámense los unos a los otros así como yo los amo a ustedes. Si amamos a nuestro prójimo no podemos permanecer indiferentes a sus necesidades.

Tal vez seas tú quien esté enfrentando una situación difícil; quizás sientas que la carga pesa demasiado. Es en ese momento en que debes elevar tus pensamientos a Dios quien será el primero en ayudarte de la manera que ni te imaginas. Él tendrá palabras para ti, él cargará en sus hombros tu carga si se la dejas a él. O tal vez encuentres a alguien en el camino que camine contigo ayudándote en esa travesía.

Tal vez alguien sienta que la vida no le jugó una buena pasada, su carga pesa demasiado; hoy eres tú quien puede socorrerlo, tal vez sólo necesite un abrazo, una palabra de aliento, una oración o simplemente tu silencio para acompañarlo…

Vive en el amor y estarás cumpliendo la ley de Cristo en tu vida y su luz brillará en ti. Amén.

                                              

Amalia Elsasser

 

Gálatas 6,1-10