Miércoles 1 de septiembre

Entonces Esdras oró: “Bendito sea el Señor, Dios de nuestros padres, porque impulsó al rey a honrar el templo del Señor en Jerusalén, y porque me demostró su bondad ante el rey y sus consejeros y los hombres más importantes de la corte, y me dio ánimos, pues con su ayuda pude reunir a los israelitas más importantes para que regresaran conmigo.”

Esdras 7,27-28

Es muy emocionante leer el capítulo 7 del libro de Esdras donde cuenta que el rey del imperio persa, Artajerjes, decretó la liberación de los israelitas de Babilonia, y se puso a disposición de los desterrados y de Esdras, porque respetaba al Dios de Israel. Los deportados pudieron regresar a Jerusalén y llevarse todo lo necesario: oro, plata, dinero, trigo, vino, aceite y también los utensilios para el culto en el templo dedicado a Dios.

Grande debe haber sido la alegría de Esdras y de la multitud que lo acompañaba, quienes recorrieron a lo largo de cinco meses el camino desde Babilonia hasta Jerusalén.

Los versículos que encabezan esta reflexión es parte de la oración de alabanza de Esdras a Dios.

En cuántos momentos de nuestra vida sentimos esa falta de libertad y de paz. Cuántas veces, cuando observamos la situación del mundo, de nuestros países y de nuestra sociedad, anhelamos y soñamos con un cambio, con mayor bienestar, justicia y paz.

Pensemos, sin embargo, en los miles de migrantes y refugiados que en estos tiempos viven como forasteros, expulsados de sus países por hambrunas, dictaduras y persecuciones. Oremos en este día por ellos y por las instituciones que trabajan para darles contención y ayudarles a encontrar un hogar en una tierra de paz.

Cuando hay violencia por doquier, la paz es sólo un cuento y la justicia una ilusión, la dignidad un sueño. Cuando la lucha es desigual y siempre vence el fuerte, cuando hay cansancio de esperar a que cambie la suerte. Danos la paz; danos tu paz; danos esa paz que tú solamente das. (Canto y Fe Nº 343)

Bernardo Raúl Spretz

Esdras 7,1-28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *