“Ni la lluvia lo impidió”: celebraron los 110 años del Frauenverein

 

Lilita y Pirucha Kuster, bisnietas de la fundadora, estuvieron a cargo de descubrir la placa homenaje. Foto: Jorge Passos

NUEVA HELVECIA / Uruguay | IERPcomunica – Ni la lluvia impidió la celebración de los 110 años de la Sociedad de auxilios Frauenverein de la Congregación Evangélica de Nueva Helvecia de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP), uno de los hogares de ancianos más antiguos del país. En sus inicios fue una obra que brindaba atención a las mujeres al dar a luz, así como también tenía un importante rol en la educación, especialmente de mujeres. Los festejos por el aniversario se extendieron por tres días, siendo que la actividad central fue el 20 de mayo, cuando cantaron el “feliz cumpleaños”, compartieron la torta de aniversario, descubrieron una placa homenaje a su fundadora y como broche de oro actuó el coro del mismo hogar.

Uno de los puntos centrales de la conmemoración fue el homenaje a Elisabeth Schegg, fundadora de la institución, que un un principio funcionó como maternidad atendida por diaconisas y también como lugar para que estén bien atendidas las personas enfermas. Sin embargo, a partir de disposiciones estatales, en la década de 1970 se convierte en hogar de ancianos. Aunque “Frauenverein” significa asociación/encuentro de mujeres, el hogar es abierto para ambos sexos y hoy cuenta con 42 residentes en total.

“Hoy nos sorprendemos de lo visionaria que fue Elisabeth, pues vio más allá de sus necesidades, miró y veló por las necesidades del otro, de toda la comunidad, pensando en su hoy pero también en el mañana. Ella supo ver que la salud y la educación, especialmente de las mujeres, es algo esencial para la vida de todos, es algo por lo que todos nos tenemos que preocupar”, dijo la pastora Monica Graciela Hillmann, que recalcó que la fundadora “no sólo vio y se preocupó por estas necesidades, sino que también animó a otros a mirar y velar por ellas”.

Durante la conmemoración se descubrió una placa con la leyenda “No tengas miedo ni te desanimes, Dios estará siempre contigo”, versículo que guiaba a Elisabeth desde sus inicios y cuya mirada tenía puesta en el horizonte, pues estaba convencida que “la salvación, las soluciones, una vida mejor, no caerían y no vendrían de arriba, sino del seguir caminando pero no con la cabeza gacha sino con firmeza y confianza”, destacó Hillmann sobre la manera de ver la vida que tenía Schegg. Por último, fue destacado el folleto institucional donde se comparten en tres temas la convicción del hogar: la unión, el encuentro con otros; el conocimiento, saberes, dones, experiencias que se comparten; la solidaridad, el trabajo junto a otros. En los próximos meses se sacará un libro por los 110 años del Frauenverein, con la historia, anécdotas, y lo que fue el festejo en mayo.