“Nos preocupa el abuso y el maltrato de lo que Dios nos ha dado”

 

Múltiples incendios sin precedentes viene afectando los bosques de Brasil desde hace 17 días. Foto: La Republica

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – A través de una declaración pública, este miércoles 21 de agosto el Pastor Presidente de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) Leonardo Schindler, manifestó su preocupación por el avance de los incendios sobre la Amazonia en Brasil y sobre amplios sectores de Bolivia y el Pantanal Paraguayo. Así mismo, se mostró preocupado por lo que está sucediendo en Guatemala, donde avanza la tala indiscriminada sobre la montaña “La Granadilla”. Estas situaciones fueron calificada por Schindler como “abuso y maltrado de lo que Dios nos ha dado para cuidar”.

Con la cita del Salmo 24, 1 – 2 que reza “Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan. Porque El la fundó sobre los mares, y la asentó sobre los ríos”, el Pastor Presidente de la IERP Leonardo Schindler envió una declaración en la que compartió su preocupación por “el avance del incendio en la Amazonia, en Bolivia y en el Pantanal Paraguayo, como así también sobre la decisión del Estado de Guatemala de permitir el avance de la tala en la Montaña Las Granadillas, en detrimento de la población y en favor de un grupo de finqueros”.

“Cada vez que vemos que la Creación sufre, no podemos más que sentir dolor por la destrucción, producto del abuso y el maltrato de lo que Dios nos ha entregado para cuidar y administrar responsablemente”, analizó al tiempo que recalcó: “Nuestras oraciones están muy cerca de esas situaciones de dolor, en las que especialmente pedimos que Dios sostenga a los y las más débiles que más sufren con esta catástrofe ecológica”.

Finalmente dijo que “Desde la Junta Directiva de la IERP estamos muy atentos y atentas a lo que está sucediendo en cada uno de esos lugares, al tiempo que instamos a que se detengan el fuego y las acciones depredadoras, se juzguen los responsables y se realicen la mayor cantidad de esfuerzos necesarios para mitigar la degradación ambiental por obra del ser humano”. “Del mismo modo solicitamos a las autoridades competentes en cada una de las circunstancias, para que redoblen los esfuerzos para cuidar y preservar los recursos naturales, que le pertenecen a todos y todas”, puntualizó el Pastor Presidente.

Descargar la declaración completa en PDF