Oración para tiempos de elecciones

ORACIÓN PARA TIEMPOS DE ELECCIONES

Señor, nuestro Dios, sabemos que en definitiva nuestro hogar está en el cielo.

Pero, enviaste a tu Hijos y nos elegiste como tu pueblo aquí en la tierra.

Te invocamos en el nombre de Jesucristo y ponemos al mundo en tus manos.

Sabemos que lo guiarás para salvación y nos mostrarás el camino de la paz.

Has bendecido  ricamente a nuestro país. Pedimos que sigas dándonos pan, trabajo y una vida en paz.

Despierta, Señor, en nosotros la disposición de asumir responsabilidades por el Estado y la Comunidad.

En estos tiempos electorales te pedimos especialmente  por quienes sean elegidos para el cargo político de ejercer el poder, administrar al Estado y conducir a nuestro pueblo con equidad y justicia durante los próximos cuatro (4) años. Ayuda para que ellos siempre tengan en cuenta la dignidad de las personas y el bienestar de todos.

Te pedimos por todos los responsables para que haya una colaboración mutua y recíproca entre la Sociedad y el Estado. Pensamos en las Iglesias, los Partidos políticos, los Sindicatos y las organizaciones sociales. Ayuda para que busquen siempre el diálogo, el entendimiento y encontrar metas conjuntas para el bien común.

Te pedimos por todos quienes trabajan en talleres, fábricas, oficinas y en tareas agropecuarias. Al mismo tiempo rogamos por los artistas, científicos, estudiantes, periodistas, maestros y profesores; por los trabajadores sociales; por quienes trabajan en los Hospitales y Hogares de niños y Adultos mayores,  en las ciudades, pueblos y el campo en todas las regiones de nuestro vasto territorio. Permite que cada uno de ellos encuentre el sentido para sus vidas en lo que hacen en bien de otros.

Te pedimos por las personas cuya existencia esté amenazada; que hayan perdido su trabajo o debieron abandonar su profesión. Ayuda, Señor, para que encuentren un medio honrado de subsistencia que les permita alimentar a sus familias.

Te pedimos por los extranjeros que viven entren nosotros; por todos los que piden acogida en nuestro país; que sean bien recibidos, puedan trabajar y arraigarse en nuestras tierras,  encontrando el lugar donde sentirse en casa junto a sus familias.

Te pedimos por quienes se ha enredado en situaciones difíciles y jurídicamente complejas.   Te rogamos por las personas despreciadas; por las familias sin techo; por los encarcelados, permíteles rehacer la dignidad de sus vidas. Señor, te pedimos por las personas caídas en la miseria para puedan rehabilitarse con la ayuda apropiada y puedan sentir la misericordia  de iniciar una nueva… ¡Que así sea!

Pastor Emérito, Rodolfo Reinich