Participación de la IERP en un foro sobre misión en Tanzania

  •  
La Vicaria Paula Fogel y Pamela Peñin junto a participantes africanas. Ambas llevaron la experiencia de PEAPI y la Casona al encuentro de Misión del CMI

ARUSHA / Tanzania | IERPcomunica – Las jóvenes Paula Fogel y Pamela Peñin de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) participaron, entre los días 8 y 13 de marzo, del Encuentro de Misión Mundial y Evangelización del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), donde hubo un total de más de 2 mil personas de diferentes denominaciones en torno al lema “moviéndonos en tu espíritu, llamando a transformar al discipulado”. Las participantes de la IERP aportaron su experiencia de trabajo en la Casona y en PEAPI y además fueron protagonistas de varios espacios celebrativos y de trabajos en grupos.

Tal como señalaron las participantes, el lema de la actividad fue la base, tanto para los espacios de celebración, que tuvieron que ver con la cultura local, así como las ponencias, los diálogos, los talleres y los debates de los grupos. También se tomaron en cuenta los documentos de las cuatro conferencias de misión del CMI. Además, se realizaron talleres por la tarde en los que las propia Peñin y Fogel participaron como representantes del Programa Ecuménico de Acompañamiento en Palestina e Israel (PEAPI), espacio en el que tuvieron la oportunidad de compartir la experiencia de acompañamiento ecuménico de resistencia no violenta frente a situaciones de violencia. Por otra parte, pudieron referirse a la experiencia de trabajo de “La Casona” de Florencio Varela, en referencia al trabajo que se realiza desde MiSur y desde la IERP toda.

“Fue un encuentro enorme, dónde mucha gente conoce o ha escuchado hablar de la IERP… vivimos una experiencia en la que nos sentimos maravilladas, cautivadas por la geografía, por lo enorme del encuentro y la diversidad que su pudo vivir en esos días”, señaló Paula Fogel, que en estos días está iniciando su vicariato en la Comunidad de Posadas, en la Provincia de Misiones.

Cabe señalar además que las participantes de la IERP marcaron una diferencia generacional, en tanto que si bien el grupo estaba compuesto por un 45 % de mujeres, la mayoría de las delegaciones no estaban integradas por personas jóvenes. Además, indicaron que el espíritu de la actividad siempre marcó espacios de inclusión y de participación. En ese sentido, las participantes de la IERP fueron invitadas a realizar la lecturas de los textos en español durante la celebración de apertura, entre otros espacios de participación que pudieron tener protagonismo.