«Por el acceso a las vacunas para toda la humanidad»: carta de la IERP al Consejo Mundial de Iglesias

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – La Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) envió este 29 de abril una carta al Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en la que valoran sus esfuerzos por procurar el acceso a las vacunas contra el covid-19 a toda la humanidad. Además, hace hincapié en el apoyo a una gran coalición que intente una búsqueda de una salida de la actual situación, así también como en la propuesta de suspender las patentes mientras dure la situación de pandemia para asegurar el acceso libre a las vacunas durante 2021.

La carta está dirigida al Rev. Prof. Dr. Ioan Sauca, Secretario General en funciones del CMI y contiene la firma del Pastor Presidente de la IERP Leonardo Schindler. En primer término agradece expresamente «todas y cada una de las informaciones que de manera regular nos comparte dando cuenta del trabajo que realiza el Consejo Mundial de Iglesias y sus iglesias asociadas», valorando que «en tiempos de tanta incertidumbre es muy importante sentirnos acompañados unos y otros».

«Seguimos con atención las noticias del accionar del CMI relacionadas a la salud, en especial aquellas iniciativas en pos de procurar el acceso a vacunas contra el covid-19 para toda la humanidad, en particular para los países que más problemas tienen para acceder a las mismas», manifiesta el pastor Schindler, que valora la postura del CMI, considerando que hay muchos «actores políticos, religiosos y sociales que reclaman la liberalización de las patentes para que la producción de vacunas sea ampliada de manera exponencial logrando que, como humanidad, podamos comenzar a salir de la situación que deja la pandemia no sólo a nivel sanitario sino también social, económico, cultural y político».

Respecto de la producción de vacunas, destaca que muchos laboratorios lograron la producción de la vacuna a partir del financiamiento público, pero al mismo tiempo tienen la intención de lucrar en el mercado: «quizás podría lograrse suspender las patentes mientras dure la situación de pandemia para asegurar el acceso libre a las vacunas durante 2021, alcanzando inmunizar a un porcentaje mayor de la población que el estimado hoy día», propuso el pastor presidente de la IERP.

Finalmente, cita una carta del Papa Francisco a los participantes de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno, en la que reclama que la inmunización extensiva contra el Covid-19 debería ser considerada un “bien común universal”, reiterando el apoyo de la IERP a «todos y cada uno de los esfuerzos que pudiesen hacerse en este sentido a partir de una gran coalición, que incluya a todos los sectores tanto públicos como privados para al mismo tiempo recordarnos que de esta situación salimos todos juntos, como humanidad, y no a partir de acciones individuales».

DESCARGAR CARTA EN PDF (INGLES)


Texto completo en español:

A: Rev. Prof. Dr. Ioan Sauca
Secretario General en funciones
Consejo Mundial de Iglesias

Reciba un saludo desde Buenos Aires, Argentina de parte de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata, una iglesia de carácter regional presente en Argentina, Uruguay y Paraguay.

En primer lugar, queremos agradecer expresamente todas y cada una de las informaciones que de manera regular nos comparte dando cuenta del trabajo que realiza el Consejo Mundial de Iglesias y sus iglesias asociadas. En tiempos de tanta incertidumbre es muy importante sentirnos acompañados unos y otros.

Seguimos con atención las noticias del accionar del CMI relacionadas a la salud, en especial aquellas iniciativas en pos de procurar el acceso a vacunas contra el covid-19 para toda la humanidad, en particular para los países que más problemas tienen para acceder a las mismas. No son pocos los actores políticos, religiosos y sociales que reclaman la liberalización de las patentes para que la producción de vacunas sea ampliada de manera exponencial logrando que, como humanidad, podamos comenzar a salir de la situación que deja la pandemia no sólo a nivel sanitario sino también social, económico, cultural y político. Somos conscientes de que una parte importante de los laboratorios han logrado alcanzar la producción de la vacuna gracias al financiamiento público, y que al mismo tiempo su objetivo es lucrar en el mercado, pero quizás podría lograrse suspender las patentes mientras dure la situación de pandemia para asegurar el acceso libre a las vacunas durante 2021 alcanzando inmunizar a un porcentaje mayor de la población que el estimado hoy día.
El Papa Francisco reafirmó en una carta dirigida a los participantes de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno que la inmunización extensiva contra el Covid-19 debería ser considerada un “bien común universal”.

Apoyamos todos y cada uno de los esfuerzos que pudiesen hacerse en este sentido a partir de una gran coalición, que incluya a todos los sectores tanto públicos como privados para al mismo tiempo recordarnos que de esta situación salimos todos juntos (como humanidad) y no a partir de acciones individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *