¿Por qué “conmemoramos” y no “celebramos” los 500 años de la Reforma Protestante?

 

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – La inscripción que más resalta en la composición del logotipo creado por el Área de Comunicaciones y Publicaciones de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) para el jubileo de la Reforma es la marca “500 años”, señalando así el cumplimiento del quinto Siglo del acontecimiento. De manera consecutiva se puede leer las palabras “Reforma Protestante”. Ambas en mayúsculas, representando el sentir de la teología que sintetiza la fe de millones de personas alrededor del mundo. La palabra “Protestante” incluye a todas las tradiciones religiosas que surgieron de la Reforma iniciada por Martín Lutero. El logotipo en español para acompañar la conmemoración de los 500 años de la Reforma enfatiza, por otra parte, la palabra “conmemoración” y no “celebración”.

¿Por qué se habla de conmemoración y no celebración?

Su razón esta en que el acontecimiento también está asociada a muchos sufrimientos. Por ello, no debe ser simplemente una oportunidad para festejar, sino también ocasión para hacer ciertas autocríticas, pedir perdón y poner en las manos de Dios la historia completa; con sus acontecimientos gratos, pero también con aquellos que han llevado a enfrentamientos y discordias.

El logotipo, realizado por el Área de Comunicaciones de la IERP, está a disposición para su libre uso. Sin embargo, se ruega que el mismo sea utilizado tal como ha sido diseñado: íntegramente y sin que se modifique texto, colores o elementos de su composición.

 

Ver la explicación completa del logotipo y descargar en alta definición